jueves, 22 de abril de 2021

Guarismos Coincidentes

ESTAMPA CAUDETANA.

GUARISMOS COINCIDENTES.

Una copa de buen vino. Sí, con una copa de buen vino se me pedía brindar en los muchísimos mensajes que se colaron ayer en mi telefonillo a través del WhatsApp.

Una copa de buen vino para levantarla y empinarla cuando los guarismos 21 (hora y minuto) fueran punteados por las manecillas del reloj al llegar a ellos por vigesimoprimera vez, en el mes, en su peregrinar por la esfera del reloj a lo largo del día de ayer. Y es que, en ese momento, se reunían un montón de guarismos 21:

21 horas,

21 minutos,

21 día

21 año,

21 siglo.

Es una coincidencia que tendrá lugar cada mes de los que componen este año pero, no por eso, deja de ser oportuno que, llegado que fue, aquel momento, en la noche de ayer, brindara el personal, con una copa de vino, de vino bueno, ese guardado para las grandes ocasiones, en la mano.

Yo quise unirme a todos los que se dieron cita para el brindis y, así, escancié en una copa de vino, el excelente caldo ecológico de la bodega de La Encina que me hizo llegar, José María, el propietario, con una nota de presentación en la que se ensalzaba la calidad del producto que venía dentro de la botella.

Muchas gracias, José María. Con ese caldo brindé yo anoche cuando las manecillas del reloj marcaban las 21, 21, horas de ayer, día 21 del año del Señor, 21, del siglo 21, motivo más que justificado para agradecerle al Señor por el don de la vida que es madurada, como el buen vino, con el paso del tiempo y por su criatura, el vino, que fue creada para alegrar el corazón del ser humano, según se nos dice en la Palabra Revelada.

Recibe mi saludo, mis

 

      ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS, !!!!!

22.4.2021. Jueves.  (C.1.238)

P. Alfonso Herrera Serrano, Carmelita.

miércoles, 21 de abril de 2021

Desnortada.

ESTAMPA CAUDETANA.

DESNORTADA.
Ya lleva conmigo 2 años. La compré en El Campello, más concretamente en la superficie alemana que tiene por nombre LIDL,
Suelo pasar mis días de vacaciones, ya te lo he dicho en otras ocasiones, en El Campello donde pone a mi disposición su casa, una prima mía que reside  en Madrid. Ella, su marido y sus hijos suelen pasar las vacaciones durante el tiempo álgido del verano cuando el sol pega de firme. Yo, no. Yo suelo bajar en octubre cuando ellos han dejado libre su casa y cuando el personal, que lo abarrota todo en aquellos pagos, ya no es apabullante porque han vuelto a sus hogares, a sus quehaceres, en los lugares de donde proceden. Unos, repartidos por "la piel de toro"; otros, más allá de nuestras fronteras. En octubre solo quedan personas mayores, no muchas, venidas del norte de Europa, buscando las temperaturas,  tan suaves y agradables, reinantes en la zona de costa porque el sol todavía tiene fuerza y colabora manteniendo activa la fabricación de la vitamina D.
Y fue en el entonces de hace ya dos años cuando compré un tiesto con una planta muy tupida, florecida de tal manera que, más que planta, parecía una bola de nieve. Ya habrás colegido que compré una planta de CRISANTEMOS, planta que florece, primordialmente, en los días previos a la fiesta de Todos los Santos y del día de los difuntos, razón por la cual suele denominarse "flor de difuntos".
Muy contenta se vino conmigo desde la orilla del mar hasta la Real Villa de Caudete. Y cuando se le "apagaron" las flores, la trasplanté a una jardinera situada en el alféizar de una de las ventanas que se abren a la calle El Molino.
En noviembre pasado, descansó y digo que descansó porque no floreció. Pero, mira por dónde, ha venido a hacerlo ahora, como puedes ver al principio de este escrito.
Yo creo que está DESNORTADA. La pobre, ha perdido el Norte. Pues ha venido a florecer en primavera, cuando, esta clase de plantas, lo hace en el otoño y que es utilizada masivamente para adornar las sepulturas.
Ahí tienes a mi Crisantemo floreciendo con fuerza, luciendo tipo,  asomándose a la calle para no perder detalle del acontecer de la vida de la población que tiene lugar a sus pies, bajo el alfeizar de la ventana.

Recibe mi saludo, mis

      ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
21.4.2021. Miércoles. (C. 1.237)

P. Alfonso Herrera Serrano, Carmelita.

martes, 20 de abril de 2021

El Membrillero

ESTAMPA CAUDETANA.

  EL MEMBRILLERO.

Hay en el corralón del convento de San José (El Carmen) UN MEMBRILLERO.
Crece, es decir, mal crece o mal vive, el pobre, con muchísima dificultad. Soy de la opinión de que el pobre MEMBRILLERO ha conocido muchísimos de los avatares del Convento, tan viejo es...
Para las personas, el tiempo, viene a ser  como una vertedera. Las vertederas son unos artilugios que nos llegan desde el tiempo de los romanos o de más allá. Entre nosotros se han venido utilizando, prácticamente, hasta casi nuestros días, hasta bien entrado el siglo XX. Hoy día las vemos de adorno en jardines como, por ejemplo, la que podemos ver en el campo de Miguel Torres Pérez

y las dos antiguallas, que vi una vez en el patio del chalet aledaño a la Glorieta de la Cruz, según bajamos hacia el santuario de la Patrona de la Villa, la virgen de Gracia,

Se empleaban sola y exclusivamente para abrir surcos en la tierra de labrantío donde los agricultores enterraban las semillas para, seguidamente, permanecer a la espera de que las lluvias y el buen tiempo las hicieran germinar.
Eso mismo hace el tiempo en el rostro de las personas, en el que hunde su afilada punta en toda la faz dejándola surcada por profundos surcos que conocemos con el nombre de arrugas.
En el MEMBRILLERO del corralón, no ha ocurrido lo mismo. En el tronco del arbolico no hay arrugas. Hay lisura. Tiene su "carne" al aire porque ha perdido su vestido, su corteza y, al contemplarlo así no salgo de mi asombro porque es bien sabido que la savia sube a través de los vasos leñosos que circulan, precisamente por la corteza.
Ayer, por la tarde, ya se había largado el sol hacia mi pueblo de Oropesa, camino del mar, y la oscuridad difuminada por la luz que se había dejado el sol atrás, fue cuando caí en la cuenta, mientras me daba una vuelta por el corralón que el MEMBRILLERO, desnudo de follaje, estaba, no obstante, totalmente salpicado de puntos blancos. Me acerqué a él y contemplé los capullos, todos blancos que estaban pugnando por abrirse.
Sí. Cuando los almendros y los cerezos dejaron caer los pétalos de sus flores al suelo, él, el MEMBRILLERO, les toma el testigo y les sigue los pasos. En un par de días lucirá pomposamente todas sus flores. De todos ellos solo uno se había abierto de par en par y otros dos andaban en el mismo proceso. Te lo muestro al inicio de estos escritos.
Cuando contemplaba el modelico que se había sacado el MEMBRILLERO del baúl invernal, me expliqué la razón que asistía a todo el corralón para estar tan contento, y es que estaba floreciendo uno de los especímenes que crecen en él, estaba floreciendo por todas sus yemas, el VIEJO MEMBRILLERO.

Recibe mi saludo, mis

      ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
20.4.2021. Martes. (C. 1236)

P. Alfonso Herrera Serrano, Carmelita





lunes, 19 de abril de 2021

El San Francisco Caudetano

ESTAMPA CAUDETANA.

EL SAN FRANCISCO CUDETANO

Le dejaron al P Ángel una gran bolsa de trozos duros de pan para sus gallinitas, estos días de atrás.
Si viviera en nuestros día el frailecico Francisco de Asís se llamaría ÁNGEL VAÑÓ PAYÁ, (pero que aquí, en la Real Villa de Caudete, hubo un tiempo que dieron en llamarle "Ángel Nieto" debido a la destreza que tenía en la conducción de un vespino con el correteaba cuesta arriba y cuesta abajo, todo el pueblo)   porque si hay alguien que sea amigo de los animalicos, ese es el P. Ángel.
El P. Ángel, además de cumplir con los deberes propios  en la atención litúrgico-espiritual de las monjas Carmelitas de Clausura que habitan el monasterio del Sagrado Corazón de Jesús y de la Virgen de Gracia, se ocupa de atender a la media docena de gallinas, sus gallinitas, que, cual excavadoras, tienen roturado y ahuecado todo el corralón del convento de San José (El Carmen). También corre con el cuidado del gato. Ya te he hablado alguna que otra vez de ese minino que alguien nos echó por encima de la tapia dándole por muerto o próximo a estirar la pata pero, claro, aquella fue una de sus siete vidas, las otras seis las tiene enteritas y bien cuidadas, no tienes más que ver su estampa.

Y, además, yo diría que, el P. Ángel, tiene un lenguaje especial por medio del cual se comunica con todos los volátiles del lugar, pues, todos, absolutamente todos,  aparecen cuando sale al corralón con algo en las manos  o cuando sale del lavadero, donde guarda los sacos del pienso, con el cuenco rebosando grano.  Las gallinas y el gato han cultivado tan gran amistad con el P. Ángel, que no le dejan poner las viandas en el suelo porque, antes de que lo deposite allí, ya están las gallinas haciendo de las suyas  con sus voraces picos tratando de enganchar las mejores tajadas y mientras lo hacen se dejan acariciar por el proveedor y cuando el cacharro está en el suelo, el gato se mete entre ellas y también mete su hociquillo  disputándole a las gallinas algún que otro trozo de pellejo y éstas le respetan, ninguna le pega un picotazo como sí acontece entre ellas.
Pero es digno de ver cuando el P. Ángel, tras haber metido los mendrugos de pan en agua, los deposita en el suelo. Es entonces cuando caen los tejaínos (gorriatos) desde los árboles y desde los tejados como lo hacían los camicaces nipones sobre la armada U.S.A. en Pearl Harbour. De esa guisa los vi ayer al medio día, nada más depositar "el San Francisco de Asís de ahora mismo", el cuenco lleno de pan esponjado. Cuando logré poner el telefonillo en ristre, todavía pude "cazar" a algunos de todos los que, posados en el borde del  cacharro picoteaban el pan  formando una coronica marroncica en movimiento continuo.

Sí el P Ángel, al que en otro tiempo apodaron "ÁNGEL NIETO" muy bien podrían bautizarle con el nombre del de Asís, el amigo de los animales, con el de "SAN FRANCISCO DE CAUDETE, EL AMIGO DE LOS ANIMALES".

Recibe mi saludo, mis

      ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
19.4.2021. Lunes.  (C.1.235)

P. Alfonso Herrera Serrano, Carmelita.

domingo, 18 de abril de 2021

Las Clavelinas de la Plaza del Carmen.

ESTAMPA CAUDETANA
LAS CLAVELINAS DE LA PLAZA DEL CARMEN.


Cuando se procedió, este tiempo de atrás, a la remodelación de la Plaza del Carmen dejaron unas señoras jardineras que tienen como fin, además de adornar el lugar con la diversidad de plantas que en ellas crecen  y florecen, la de delimitar  el espacio destinado al esparcimiento de la gente de aquel otro que le está reservado al tráfico rodado.
Delante de una de ellas, a la que venía siguiendo desde que empezaron a abrirse las florecillas de la Clavellinas que comparten espacio con otras plantas, me detuve ayer por la tarde, cuando me dirigía a la parroquia de Santa Catalina, llevado por la curiosidad de ver si habían aguantado el tipo las lindas florecillas de las CLAVELINAS, o, por el contrario, habían fenecido porque, poco antes, se había desencadenado una lluvia fuerte y pertinaz que dejaban caer sobre la Villa un montón de nubes negrísimas que andaban a la gresca, con fuerte aparato eléctrico, sobre la vertical de la Real Villa de Caudete.
Con la misma rapidez que comenzaron a hacerse notar, en todo lo alto, el montón de nubes de pelea, firmaron el armisticio. El rifi rafe solo había durado cinco minutos y ese fue el tiempo en que dejaron caer agua con cierta violencia sobre la Villa y, por ende, sobre la Plaza del Carmen.
Yo había dado en pensar que el destrozo causado por el chubasco habría sido grande en las clavellina y, mira por dónde, cuando llegué frente a ellas me llevé una grata sorpresa, solo unas goticas de agua en sus pétalos y, no sé por qué, pero imaginé que las CLAVELINAS se habían asustado por los ruidos tan fuertes que les llegaban desde por encima de los tejados y, asustadicas, lloraban y sus lágrimas, posadas en los petalicos, me daban la sensación de que eran,  diamanticos (si amplías la foto los verás).
Me alegró un montón comprobar que la tormenta no había dañado, casi nada, a las florecicas de las CLAVELINAS.

Recibe mi saludo, mis

      ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
18.4.2021. Domingo (C.  1.234)

P. Alfonso Herrera Serrano, Carmelita.

sábado, 17 de abril de 2021

Las Margaritas de El Real.

ESTAMPA CAUDETANA.
LAS MARGARITAS DE EL REAL.


Nada más entrar en el patio dónde sonaba la alegre sinfonía de un montón de canarios, las descubrí. Allá, junto a la jaula de los pajaritos de colores, aparecían en un tiestecico dos ejemplares maravillosos de margaritas silvestres.
En ese patio entramos sola y exclusivamente para tender la ropa tras finalizar la lavadora su tarea, salvo el P. Luis que es aficionado a la canaricultura y allí, en una gran jaula que otrora hizo las veces de conejera vuelan, los cantarines, como si estuvieran en plena libertad. parece un pequeño bosquecillo donde hacen sus nidos y empollan los huevecillos. Es un artista, un gran ornitólogo, el P. Luis.
Yo, cuando entro en ese patio no puedo por menos que pararme delante de la lambrera y  darme el gustazo de escuchar un rato tan lindos trinos, tan estupenda sinfonía mientras que mis recuerdos me hacen revivir aquellos tiempos en que yo hacía otro tanto, hasta que, por un descuido, se escaparon, volaron, 127 canarios y mixtos de jilgueros con canarios.  
Pero el P. Luis también hace sus pinitos en el campo de la foresta. En una esquina de ese patio, sobre una tarima que, en otro tiempo defendería a una clueca mientras empollaba una docena de huevos, tiene mi compañero, el P. Luis, depositados una serie de tiestos que se ha visto ampliada con dos especímenes preciosos de margaritas silvestres.
¿De dónde las has traído?- le pregunté más tarde.
"DEL REAL",  me contestó. Siempre que voy al tanatorio a rezar un responso por algún difunto, suelo llevar una bolsa para traer plantas para mis pájaros. Ayer, cuando bajaba las vi en el ribazo de la cuneta y las arranqué con su raíz y las trasplanté a ese tiestecico.
Poco tiesto era para esa pareja de margaritas que llegaron al Convento de San José (El Carmen) para medrar y que auguran, que así será por la viveza y fuerza con que van tomando cuerpo tal y como a una ramita enraizada de lavanda que encontró, en el patio de marras, un ecosistema muy adecuado.
Cuando me acerqué a ver y contemplar a los nuevos ejemplares observé que con ellos venía demasiada hierba mala y, ni corto, ni perezoso, los saqué de su estrechez, les liberé de los parásitos y los coloqué, separándolos, en sendos tiestos con tierra buena, perfectamente abonada, para darles la oportunidad de que crezcan y florezcan sin que se estorben mutuamente.
Las dos hermanas son guapas, guapas,  de verdad.  Una, blanca y, amarilla, la otra. Me permití sacarle una foto a la amarilla en pleno proceso de formación. Nace blanca pero, poco a poco, el amarillo se va adueñando de sus pétalos hasta alcanzar una estampa única, preciosa.

Las margaritas recién llegadas de allende EL REAL,  te llevan hoy mi saludo, mis

      ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
17.4.2021. Sábado.  (C. 1.233)

P. Alfonso Herrera Serrano, Carmelita.

viernes, 16 de abril de 2021

La Santa Faz.

ESTAMPA CAUDETANA.
LA SANTA FAZ.


Muchos de los tic tac que fueron  haciendo sonar mi telefonillo, a lo largo del día de ayer, dándome a conocer que entraban mensajes. Muchos de ellos venían trayéndome la alegre noticia de que, ahí al lado, en Alicante, celebran, por todo lo alto, la fiesta de la SANTA FAZ. Digo, ahí al lado, porque no haces nada más que salir del dominio de la Real Villa de Caudete hacia el este, cuando ya te encuentras en el terreno perteneciente a la luminosa Alicante. Villena nos abre los brazos y nos recibe cómo adelantada a esta estupenda provincia que integra, junto al resto, el gran reino de España.
Me han suministrado todo tipo de información entorno a la faz de Cristo que concita la atención de tanto alicantino y de muchas otras gentes que están más allá de los límites de la provincia, a base de noticias directas de actos que iban a tener lugar en la iglesia donde se venera esta Santa Faz del Señor y muchas han sido las fotografías de esa SANTA FAZ, que también se han colado en el buzón de mi telefonillo. Una de esas comunicaciones afirmaba que existían en el mundo solo tres lienzos con información digna de tenerse en cuenta acerca de los avatares que han pasado a lo largo de la historia. Yo puedo añadir uno más que luce para mí solo en mi cuarto. Pues, sí, tengo una Santa Faz pintada en cuero. Es la que ilustra este escrito.
Esta pintura no se la pudo llevar de este mundo mi compañero, el P. Balbino Velasco O. Carm., preclaro historiador, Doctor en Historia, con cátedra en la Universidad madrileña y miembro de distintas Academias de la Historia de aquí y de allende las fronteras, (la reseña histórica de este Convento de San José (El Carmen) fue realizada por él. Puede contemplarse en un azulejo pegado en la pared del claustro bajo), tampoco necesitaba llevársela porque iba a encontrarse personálmente con Aquel, del que, durante mucho tiempo, tuvo aquí, a este lado de la vida, en su cuarto, la FAZ del Señor Jesús.  Le di tierra, siendo su superior, el 3 de noviembre 2013.
Nunca me dijo nada acerca de ese cuadrito, de esa pintura y yo tampoco le pregunté nunca nada acerca de ella, pero cuando se ausentó de este mundo, para obedecer la llamada del padre, la tomé a mi cargo para que no se extraviara y cuando recibí traslado de Madrid a esta Real Villa, se vino conmigo.
Hoy la saco de mi cuarto por la puerta que me abre la Sociedad Cultural caudetana, Amigos de la Historia Caudetana, para enseñártela.
Esta efigie de Nuestro Señor es tan digna de veneración, como cualquiera otra efigie de Jesucristo, plasmada en lienzos, con curriculum vitae, como la de Alicante que, este año, no fue celebrada en fiesta apoteósica, como es costumbre, porque la pandemia del Covid 19, como a tantas otras fiestas, lo ha impedido duramente.
Ya te digo que no tengo noticia de su origen y del camino que siguió para llegar a manos de mi compañero, que gloria tenga,  lo que sí te puedo decir es que en la parte de atrás del cuadro hay solo una palabra garrapateada: "BIZANTINO". En esta palabra se nos da a conocer que su origen posiblemente sea "bizantino". Y si el que escribió esa palabra en la trasera del cuadro, fuere conocedor de sus orígenes, podríamos decir que es muy antigua y, por qué no presumir, soñando un poco, de que se remonte hasta los tiempos de Belisario, el gran emperador de Oriente.

Recibe mi saludo, mis

      ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
16.4.2021. Viernes. (C. 1.232)

P. Alfonso Herrera Serrano, Carmelita.