miércoles, 17 de enero de 2018

ESTAMPA ALBACETEÑA. La Virgen del Carmen



ESTAMPA ALBACETEÑA.
NTRA. MADRE DEL CARMEN.


Hoy, por ayer, me tocó ir a Albacete. No creas que me acerqué a la capital a por una navaja. Nada de eso. Me acerqué a cumplir con el deber de encontrarme con los miembros que forman La Tercera Orden del CARMEN, comúnmente llamados terciarios Carmelitas, pues al ser la comunidad de frailes más cercanos a ellos, nos toca. Y hasta allá me acerco cuando me llaman, que puede ser cada 5 o cada 16 o cada 28 de mes.

Este grupo posee un oratorio en la plaza llamada de LAS CARRETAS. Todas las mañanas, menos los festivos, se reúnen para escuchar y reflexionar en torno al evangelio de cada día. Todavía no sé llegarme directamente a ella, como te digo, tengo que pedir a almas caritativas el favor de que me indiquen el camino.
Llegué con unos minutos de adelanto. Hicimos la Adoración al Santísimo. Rezamos el rosario y celebraremos la Santa Misa. La ida y la vuelta fueron tranquilas. Había poco tráfico.

¿La has visto?  Es la imagen de la VIRGEN DEL CARMEN. LA MADRE Y HERMANA DE TODO CARMELITA.
La imagen que se venera en el oratorio es guapa, muy guapa. Y, como todas las imágenes de la VIRGEN miran para abajo al contrario que hacen los santos pues, éstos, miran todos hacia el cielo, salvo muy encomiables excepciones, hacia Dios. María no, María nos mira con los ojos de madre, con los ojos de DIOS. Con esa mirada que solo miran las madres o, como quieras, con esos ojos a través de los que DIOS MIRA, NOS MIRA, de una manera distinta, única, como sólo ÉL SABE HACERLO, COMO UNA MADRE pues no en vano se le llama, a DIOS, PADRE Y MADRE.

Como es pequeñito el espacio del oratorio la tienen los TERCIARIOS subidita en una peana pero para que el devoto pueda besarla le han puesto un escapulario de los grandes atado a una cinta larga de modo que el fiel dé su beso en la efigie de la franela que tanto da. Ahí lo ves.

Yo volví bien. Me tragué cien kilómetros de noche profunda porque los cultos habían terminado a las 20,18 horas.
Espero que mi saludo y mis

          ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS !!!!!!

también te lleguen bien.
17.1.2018 P. Alfonso Herrera. O. Carmelitana

No hay comentarios: