miércoles, 19 de junio de 2024

Chamaecereus Silvestrii.

ESTAMPA CAUDETANA.

CHAMAECEREUS SILVESTRII.

Hubo un tiempo en que tuve una gran jardinera  que se encontraba ocupada, toda ella, por el cactus conocido con el nombre de CHAMAECEREUS SILVESTRII que es designado, en nuestro lenguaje de andar por casa, con el nombre de CACAHUETE, otros lo llaman RABO DE GATO.

Aconteció que, en una buena mañana, apareció, toda ella, la jardinera, despanzurrada en el suelo a donde había caído desde el alféizar de una ventana que daba al corralón del convento de San José (El Carmen). Con gran pena por mi parte,  recogí el cactus totalmente destrozado y lo eché al cubo de la basura, salvo algunos esquejes que sembré en otras jardineras. Y en ellas ha ocurrido lo que el calor imperante en la Real Villa de Caudete, los ha puesto en disposición, los  ha hecho florecer. 

Creo recordar que ya te han llevado mis buenos días alguna que otra vez en años pasados y en éste no podía dejar yo pasar la ocasión para sorprenderlos así de guapos florecidos para mostrártelos y al mismo tiempo que te lleven, para hacerte presente mis buenos sentimientos para este día que Dios nos concede. 

Así que en su preciosa flor roja, que luce así de guapa contemplando desde lo alto del alféizar donde se encuentra la jardinera de su asiento, y desde donde contempla todo el ambiente, todo el acontecer en el amplio espacio del claustro barroco-toscano de este convento. Ya lo ves ahí en la fotografía cómo te muestra, apuntándola con el puntero de su flor, la guapa fuente que rompe, de alguna manera, o, da entidad, como quieras, el collage de todo un vetusto claustro conventual. 

Recibe mi saludo, mis 


¡¡¡BUENOS DÍAS!!!

19.6.2024. Miércoles. (C.1.930)

P. Alfonso Herrera. Carmelita.

martes, 18 de junio de 2024

Plumbago Auriculata.

ESTAMPA CAUDETANA.

PLUMBAGO AURICULATA. 

Menudo nombre científico para una planta que es sencillamente suave, vistosa, encantadora. 

Ayer por la tarde salí de casa con cierto retraso y me fue vedado el llegarme hasta la glorieta de la Cruz y tirar por Libertad para llegar a las Jornetas y, así, acceder a la parroquia de Santa Catalina porque así lo tenemos estipulado a la hora de repartirnos el quehacer pastoral en los distintos centros de culto de esta Real Villa de Caudete. 

Por lo que acorté el camino y, una vez dejado atrás el monasterio de las Madres Carmelitas de clausuran y sus huertas, gire a la derecha por la calle Concha Espina. Ya lo había hecho yo eso otras veces y lo mismo que me aconteciera, no hace mucho, volvió a ocurrir  en la tarde de ayer:

No había andado mucho por la calle en cuestión, calle que no tiene aceras, pues está toda ella, asfaltada con una buena capa de alquitrán, de un lado a otro, de la misma,  cuando me di de bruces con EL JAZMÍN EL JAZMÍN AZUL,  planta herbácea que suele levantarse hasta los dos metros y no le importa mucho que la sitúen en un buen tiesto o en la misma tierra sin andarse con problemas. 

Se nota que los de la casa la mantienen bien hidratada y abonada porque se la ve llena de vitalidad y totalmente florecida permaneciendo así, totalmente florecida, desde mayo a septiembre, pagando así a sus dueños, sus desvelos y cuidados. 

Eso se nota a la lengua porque, ya, desde que entra uno en la calle, la está contemplando pues, mucho de ella misma, que, con toda seguridad, asienta sus raíces en un parterre pegado a la pared y valla de obra de la tercera casa del lado de la derecha, se ha situado a este lado de la valla, tras haberse colado por los huecos existentes en la valla.

Se conoce a esta planta con el nombre gentilicio de JAZMÍN AZUL o AZULINA, aunque le han dado otros muchos nombres que sería muy prolijo anotar aquí.

Recibe mis saludo, mis


¡¡¡BUENOS DÍAS!!!

18.6.2024. Martes. (C. 1.929)

P. Alfonso Herrera. Carmelita.

lunes, 17 de junio de 2024

Flor del Hibisco Siriaco

ESTAMPA CAUDETANA. 

FLOR DEL HIBISCO SIRIACO. 

Hace unos años planté en el corralón del convento de San José (El Carmen) una joven planta de HIBISCO SIRIACO. Entonces no correteaba por el corralón el perro. El hibisco crecía feliz y contento todas las mañanas tenía su buen rato de charra con el sol que le daban sus mejores rayos y su calorcito nada más aparecer por encima del tejado de la escuela de música y de danza hasta que más allá de su ceni empezaba a declinar y se escondía por detrás del edificio conventual. Vivía estupendamente crecía con donaire habían rizado estupendamente le sentaba bien el lugar y sobre todo con cuidado que le diste de sábado 

Pero... llegó un perro. Un lugareño se dio la necesidad de repartir la lechigada que había puesto en su molino una perra forastera que había hecho un alto en su camino dadas las circunstancias por las que atravesaba el caso es que como el molinero la cuidaban estupendamente en animal se quedó e hicieron muy buenas migas las beneficia y el casero, el molinero. Y, mira por donde, a uno de los animalicos un rollico de pelo que no medía ni una cuarta, se le despertó su época cachorrera, en la que se le fueron afirmando los molares. Y, como acontece cuando esto ocurre a todo bicho viviente dotado de dentadura, empezaron a molestarle en sus mandíbulas, los dientes en crecimiento . Y, claro, el animal tenía que entretener su dolor mordisqueando todo lo que se le ponía al alcance de sus fauces. Y, entre tanto estropicio  que fue causando en la foresta del corralón se encontró HIBISCO SIRIACO. 

Se aventuraba, éste, un poco echando gemas, ramitas tiernas y alguna que otra hoja y allí se presentaba el can a hacer de las suyas, un destrozo notorio y grande, dejando al HIBISCO SIRIACO, hecho cisco.

Fuerte fue la pasión que tuvo que sufrir el HIBISCO SIRIACO hasta que el cuadrúpedo salió de ese estadio temporal por el que pasa todo ser dentado y, constato, que los destrozos son menos y, al parecer, del HIBISCO SIRIACO se ha olvidado. 

Crece éste entre un Galán de Noche, al que símachaca para quitarle las ramas que le molestan en su acomodo,  y un cactus,  EUPHORBIA NERIIPHOLIA, al que llaman en román paladino, Espina de Pez. 

Ahora se centra, principalmente, en escarbar, muchas veces cerca de las plantas porque el agua del riego mantiene fresco el lugar y eso es lo que ahora busca el perro, huir del sol que sacude sin misericordia sobre el corralón, calentándolo de modo extraordinario.

Esa ha sido la razón por la que, en el día de ayer, aquel maltratado HIBISCO SIRIACO, tan esmeradamente cuidado y alimentado por mí, haya crecido sobre sus "cenizas", como el ave Fénix, y nos haya regalado con esa preciosidad de flor que en tamaño y prestancia es bastante más grande, lustrosa y guapetona que aquellas parientes que muestran en paseos y parterres, en otros lugares de esta Real Villa de Caudete, sus beldades. 

Asido a ella va para ti mi saludo, mis


¡¡¡BUENOS DÍAS!!!

17.6.2024. Lunes. (C.1928)

P. Alfonso Herrera. Carmelita.

domingo, 16 de junio de 2024

Lazo de Amor.

ESTAMPA CAUDETANA. 

LAZO DE AMOR.

En esta Real Villa de Caudete, como acontece en tantos pueblos que salpican la Piel de Toro, también en el que me vio nacer a mí, Oropesa de Toledo,  se usa poco el nombre de pila. Porque, las gentes "bautizan" a sus paisanos con un mote o apodo que se ajusta al personaje como un guante a una mano y eso le aconteció a la CHLOROPHYTUM COMOSUM cuando puso sus raíces globulosas en España. Fue verla el vulgo y, ¡zas! la bautizaron. 

La guapa y beneficiosa planta, inmigrante, procedente de Sudáfrica, recibió, a lo granizada, los nombres, entre otros de CINTA, ARAÑA, LAZO DE AMOR Y MALA MADRE.

Los tres primeros apodos son comprensibles porque sí que se le pueden adjudicar pero ¿el de MALA MADRE?

Posiblemente se la adjudique el mote, que recibe algún cactus que dejan caer de sus hojas unos hijuelos cuando ya le cuelgan algunas raicillas y la madre se olvida de ellos. Pero a las hojas de la CINTA no le salen de las hojas sus retoños aunque sí le ocurre algo parecido con los que se saca de unos largos pedúnculos que, sí, se le caen cuando le han crecido unas raíces gorditas y adquieren volumen y peso.

Lo que dicen los investigadores de la NASA, nada menos que de la NASA, es que, entre otras plantas, ésta de la MALA MADRE es beneficiosa en extremo porque limpia la atmósfera de malos gases, hasta un 95% dicen los investigadores americanos que filtran de el monóxido de carbono por lo que es conveniente tenerlas en los interiores. Yo mismo, en mi habitación, tengo una jardinerica con ellas

 Y, por el claustro alto, dentro de casa, tengo varias y allí donde no les pega mucho el sol en el alféizar de una de las ventanas que da al Noreste y otro que da a la calle de El Molino. Y sigo en ello porque los racimicos de nuevas plantas que cuelgan de sus largos pedúnculos los planto en jardineras para que lleven a cabo esa limpieza de los aires intra conventuales.

Ayer empezaron a  florecer las CHLOROPHYTUM COMOSUM  de las jardineras que tengo al exterior, y, estaban contentísimas, tan es así, que se me brindaron para que las empleara como vehículos portadores de mi saludos para ti, con la idea de hacer turismo y, así, conocer otros lugares.

Pues aprovecho el ofrecimiento y, subidicos en la corolica de sus flores, deposito yo, para ti, mi saludo en este domingo que empieza, con el día de hoy, la segunda quincena del mes de junio, "que va que vuela", y mis


¡¡¡BUENOS DÍAS!!!

16.6.2024. Domingo.(C. 1.927)

P. Alfonso Herrera. Carmelita.

sábado, 15 de junio de 2024

Flor de la Gerbera.

ESTAMPA CAUDETANA. 

FLOR DE LA GERBERA. 

Una de las últimas veces que me acerqué hasta Almansa para  visitar a mi facultativo, me pasé por la gran superficie alemana muy extendida por España, Lidl, porque sé que, siempre, tienen a la venta plantas de muchas clases y precios. 

En aquella ocasión me cautivaron dos gerberitas que estaban muy bien de precio y ya floreciendo. 

Se vinieron conmigo. 

Una de ellas, parece ser que venía un poco tocada, y yo no me di cuenta y la pobre vino a fenecer en la jardinera donde la había trasplantado yo para disfrutar de ellas tenieéndolas a la vista en mi habitación.

La pobre fue desprendiéndose de su follaje y de sus dos flores, una detrás de otra, hasta que se secó toda entera. Y no fue porque no tuviera los cuidados adecuados, ¡qué va! fue porque, como te decía anteriormente, ya venía la pobre muy tocada de la tienda y, yo, ¡no me di cuenta! porque de haberme dado añercibido no se hubiera venido conmigo.

Pero yo creo que la gerbera herida de muerte, sabiendo que su fin estaba cercano, sacó todas sus fuerzas y me mostró su gratitud florecie do en dos bellas flores amarillas. Luego, se dejó morir hoja a hoja, empezando por las más bajas, las que estaban cerca del cepellón, hasta llegar a las mismas flores que, doblándose sobre sí mismas, me dijo, adiós. 

Y se fue para ese viaje de ida, pero sin vuelta.

Su parientecica, presumo, que se habrá quedado muy triste al encontrarse sola  en la jardinera por la marcha de su hermana. Pero es tan fuerte la naturaleza que, después de haber consumido la floración con la que venía de la tienda, se ha puesto, como adorno, la guapa medalla de una flor nueva, esa que ves al principio de estas letricas.

Y todo contenta se me ha ofrecido para llevarte hoy mi saludo, mis


¡¡¡BUENOS DÍAS!!!

15.6.2025. Sábado. (C. 1.923)

P. Alfonso Herrera. Carmelita.

viernes, 14 de junio de 2024

Más que un Riego.

ESTAMPA CAUDETANA. 

MÁS QUE UN RIEGO. 

Le tengo oído al Padre Ángel que cuando la Copa de la fuente, que luce guapa en el centro mismo del claustro donde se levanta la columnata Barroco-Toscana del convento de San José (El Carmen), se llena hasta los bordes nos indica que el agua caída es igual o superior a un riego, (40 litros). 

Sin duda alguna, la lluvia que ha caído durante algunos ratos de estos tres días de atrás ha superado con creces la capacidad de la Copa de la fuente ya que, como también nos informa el P. Ángel, han caído sobre la Villa más de cien litros aunque por el extrarradio han sído muchos más, según nos han dado a conocer las noticias que nos sirven los distintos medios de comunicación social. En Villena ha sido muy notable lo mismo que en Almansa pero en Caudete, no tanto aunque en algún caso conocido haya sido suficiente para hacer borbotones en los wáteres sacando las inmundicias que allí se encontraban depositadas, como aconteció en el patio de luces de la parroquia de Santa Catalina. 

Llama  la atención el color que tiene el agua de la tacita de la fuente diríase que es una especie de gran plato de caldo al que se le ha añadido una buena porción de colorante alimenticio, que todo el mundo sabe que es de origen químico.

Pues sí nos ha llamado poderosamente la atención y hemos dado en pensar, yo por lo menos, que, a lo mejor, el agua caída en alguno de esos tres días donde ha jarreado bien durante ratos no muy prolongados haya venido ya tintada desde lo alto del cielo porque como, también es sabido, ciertos aviones andan de un lado a otro del cielo soltando a la atmósfera ciertos productos químicos con los que meten mano aviesa a la formación o desaparición de las nubes, según convenga, no sé a quién ni en dónde, pero es un hecho profusamente tratado por los Más Media, que sí, que están llenando la atmósfera con esos productos químicos que a nada bueno conducen.

Otra explicación no la encuentro para que el agua de la taza de la fuente del claustro del convento de San José tenga ese color amarillento que es el que suele dar a los guisos el colorante químico-culinario.

Ayer, como el que no quiere la cosa, se presentó lozano, y con ganas de hacerse notar, un sol joven, recién salido de las aguas del Mar Mediterráneo. Si bien, por la mañana, cuando salí de casa para ir al monasterio de las Madres Carmelitas de clausura, no me sobró una chaqueta, al contrario, me vino muy requetebien, de perlas.

A ver si se "bebe" pronto el agua amarillenta de la copa de la a fuente para sustituirla por otra para que puedan apagar su sed en ella los emplumados que viven con nosotros o nos visitan.

Recibe mi saludo, mis


¡¡¡BUENOS DÍAS!!!

14.6.2024. Viernes. (C.1.922)

P. Alfonso Herrera. Carmelita.

jueves, 13 de junio de 2024

ESTAMPA CAUDETANA. 

SALIO LA LUNA.

Ya lo sé, ya, El dicho no contempla que "se manifieste la luna después de la tormenta", el dicho, tan nuestro, asevera que, "tras la tormenta aparece el sol"

Pero yo la vi así, anoche, cuando me retiraba a la habitación para dormir. 

La sorprendí charlando, animadamente, con la torre del vetusto convento de San José (El Carmen) y la eché una fotografía, torre que nos trae recuerdos del año 70 del siglo XVII cuando los frailes que moraban en este convento izaron la bandera sobre ella indicando que los albañiles habían concluido su faena, el fin a la construcción del convento, tras casi un siglo de obras. 

Y, sí, nuestras autonomías vecinas de Valencia y Murcia han sido generosas con nosotros, sus vecinos, y nos han hecho copartícipes de unas migajas de esa Dana, que se ha enseñoreado por sus ámbitos, en estos tres últimos días.

En lo que es la Real Villa ha llovido pero no tanto como lo hizo, hace tres días, un rato por la tarde dejando unos treinta litros de agua por metro cuadrado. Volvió a llover antes de ayer menos cantidad que el día anterior y hoy arreció bastante más que en días anteriores pero tampoco mucho. Donde sí pegó fuerte es en el extrarradio del ámbito caudetano causando algunos estragos como el descarrilamiento de un tren en la línea que va de Madrid a Alicante y el anegamiento de la autovía de Albacete a Alicante a unos siete km de la Villa. Pero, nada, en comparación con lo que cayó hace unos años y que se llevó por delante a dos hermanos cuyo vehículo arrastraron y pusieron ruedas arriba.

Importante es reseñar que el trecho del río Vinalopó, famoso por irrigar los campos alicantinos donde se producen esas maravillosas uvas que se consumen en la Navidad y que son un componente imprescindible a la hora de pasar de un año a otro comiéndolas al ritmo que marca el reloj de la puerta del Sol de Madrid, mal que les pese a algunos, ese río, que abastece grandes extensiones de viñedos, nace en las estribaciones de la Sierra de La Oliva, en el predio caudetano.

Siempre, salvo en dos ocasiones, he visto el cauce de ese río totalmente seco a su paso por la villa. Ayer fuimos notorios porque en las noticias dieron información acerca de los destrozos que ha venido causando la Dana en la región levantina y también algunas imágenes de este río,  el Vinalopó, a su paso por el molino de San Antonio, se han servido a toda España por los canales de la televisión. 

Yo te adjunto el vídeo que se ha hecho viral por esta zona, y también por España, en el que aparecen desbordados, el río y las ramblas que bajan monte abajo buscando la planicie.

Sí, nuestros vecinos de Levante y de Murcia han sido solidarios con nosotros y nos han cedido, siquiera sea, algún ramalazo de la Dana que, por espacio de tres días, adquirió ciudadanía en sus regiones.

Anoche, tras la tormenta del día, salió la luna a "charrar" un poco con la torre de la iglesia conventual de San José (El Carmen).

Recibe mi saludo, mis


¡¡¡BUENOS DÍAS!!!

13.6.2024. Jueves. (C. 1.921)

P. Alfonso Herrera. Carmelita.

miércoles, 12 de junio de 2024

Hoy llueve.

ESTAMPA CAUDETANA. 

HOY LLUEVE. 

Lleva a cuestas noventa y nueve primaveras, nunca mejor dicho porque las cumplió el día 27, próximo pasado, del mes de mayo. 

Siempre que bajo a celebrar con las Madres Carmelitas de clausura en su monasterio me lo encuentro. Coincidimos los dos allí donde la avenida de la Virgen de Gracia da el pistoletazo de salida a la calle Echegaray por la que viene él a incorporarse al paseo o avenida que, a esas horas, nueve y media pasadas, se encuentra siempre expedito, porque el río de niños que bajan a las escuelas y al IES ya han dejado de afluir a lo largo del mismo. El buen hombre, con el saco bien lleno de almanaques, ayudándose por un buen compañero, el andador, que impide que el hombre se venga abajo y dé con sus huesos en el duro suelo y sirviéndose de los frenos del aparato con los que domina a su artilugios, como se domina a un caballo con el bocado. 

Así andador y centenario, al decir centenario no le estoy poniendo un año más ni le estoy faltando a este buen caudetano ya que como dicen en Andalucía y, él mismo me lo repitió, cuando se les pregunta a sus gentes por los años que tienen suelen decir:

 "taitantos, bien metidos en el siguiente". 

El buen villano, con el que me encuentro cada mañana que voy a celebrar al convento monasterio de las Madres Carmelitas, así me contestó esta mañana cuando, después de haber coincidido con él tantas veces, me permití el lujo o, mejor, me atreví a preguntarle la edad que tenía. 

- Mire usted, me contestó, tengo cumplidos los 99 y ya estoy andando por los100 que acabo de empezar, puesto que los cumplí hace unos días, el 27 del mes pasado.

Corría un vientecillo de Levante que a mí me daba en la espalda y a él de frente. El cielo estaba un tanto oscuro y debido a ello le dije: 

- "Anda el cielo un poco encapotado ¿no tiene Ud. miedo a empaparse si le da por soltar un  chaparrón como el 

que dejó caer ayer?"

- pues no me extrañaría nada porque tenemos viento de levante y este viento retiene las nubes sobre nosotros. Si fuera de poniente ya se  habría llevado todas las nubes de paseo. Pero, aún así, y todo, he decidido salir de casa, como cada día, porque hay que moverse. Pero yo le digo que hoy cae agua y espero que no lo haga en el tiempo que dedico yo a dar mi caminata.

Y, ciertamente, no llovió por la mañana y el buen anciano con sus 99 años bien metidicos en los 100 pudo dar su paseo sin coger una chupa. Pero, eso sí, llovió, como había aventurado aquel buen hombre que tuvo a bien detener su caballico mecánico para "charrar" un poquitíco conmigo. 

Fue a eso de las dieciséis cincuenta cuando las nubes dejaron caer sobre la Real Villa de Caudete y su predio un aguacero que quiso parecerse al de antes de ayer pero fue vana ilusión porque ni fue tan largo ni fue con tanta fuerza. 

Pero, no obstante, nos vino estupendamente este regalo del cielo.

Recibe mi saludo, mis


¡¡¡BUENOS DÍAS!!!

12.6.2024. Miércoles. (C. 1.920)

P. Alfonso Herrera. Carmelita.

martes, 11 de junio de 2024

Por fin llovió

ESTAMPA CAUDETANA. 

POR FIN LLOVIÓ. 

Ya me lo había dicho el P Ángel por la mañana. El padre Ángel goza de una sabiduría alcanzada por la observación a lo largo de sus muchos años y esa sabiduría le ha dotado perfectamente para por lo menos emular a los chicos del tiempo a esos chicos que nos hablan de él a través de la pantalla de la televisión. El padre Ángel no tiene más que mirar al cielo y según lo ve ya puede afirmar sin equivocarse mucho que es lo que va a acontecer tiempo después. Como acabo de decirte ayer por la mañana me aseveró que: 

-"Pronto llueve"

- "Con este sol tan despampanante y este calor que nos está mandando, me estás diciendo que va a llover pronto", le contesté yo.

Y sentenció tajantemente: 

-"Esta tarde, mediada la tarde, llueve".

Yo seguí con mi tarea de trasplantar unas esponjas vegetales que me ha regalado madam María Ackinson y preparando el "caldo" con el que regalo a mis plantas del corralón cada domingo.  Mientras, él fue a proveerse de un instrumento que ha realizado según idea que se le ha ocurrido a su magín con el fin de quitar del corral "las medallas" que va soltando, por un lado y otro del corralón, el perro que le regalaron a uno de los frailes del convento. "Medallas" que amontona en un rincón, a la espera de que Paco, el Molinero, se la lleve porque, dice, que al tiempo que abonan las olivas, impide a los conejos hacer de las suyas en el labrantío.

¡Qué cosas! Es la primera vez que escucho que los excrementos de perros sean repelentes para los voraces dientes de esos animales de pelo que tantas faenas hacen a los labradores.

Y, ¡ocurrió! El reloj nos indicaba las cinco de la tarde y el cielo se entenebreció grandemente y no tardaron en llegar, hasta nosotros, los truenos producidos por los choques de las nubes cargadas de electricidad y también de agua.

Y como acontece en cualquiera de los fuertes choques entre elementos aconteció ayer por la tarde sobre el predio de la Real Villa caudetana, las nubes al chocar entre sí abrieron de par en par sus aljibes y dejaron caer, en pocos minutos, un turbión de agua con algún que otro granizo que al chocar contra el techo de chapa del garaje del convento sonaba como si de un tiro se tratara. Menos mal que las fábricas de cubitos de hielo por allí arriba, no estaban en producción y no apedrearon tejados, ventanales y campos. Solo fue agua , 30 litros, me dice Paco, el Molinero, que cayó por la zona donde él tiene su molino.

Pero en la villa no le anduvimos a la zaga ya que en muy poco tiempo se pusieron de acuerdo a las aguas que estaban dejando caer las nubes sobre la población y bajaron cuesta abajo de acera acera como puedes ver en el vídeo que te adjunto.

Y, yo, previendo la inundación del garaje, como aconteciera en otras ocasiones, eché a correr escaleras abajo y levanté la rejilla del sumidero, de modo y manera que las hojicas, pocas porque el Padre Ángel y yo mismos, hemos estado limpiando el corralón, no lo obstruyeran y saltando el agua por encima del mismo hicieran de las suyas dentro del garaje.

Lo malo que tienen estas lluvias torrenciales tan fuertes es que mucha agua se pierde torrenteras abajo. Pero no estuvo mal el chaparrón porque vino a humedecer un tanto los campos de labranza y a limpiar las calles de la villa, si bien, es verdad, que como apuntaba  la gente, al ser tanta y en tan poco tiempo, los conductos de desague no daban  abasto a encauzarla y salía por tarjetas y rejillas llevando consigo gran cantidad de estiércol, lo que producía un olor bastante desagradable en algunos lugares de la Villa, según me dijeron. Pero todo sea para bien como afirma aquel dicho popular que conocemos con el nombre de refrán:

"No hay mal que para bien no venga".

¡BENDITA AGUA!

Recibe mi saludo, mis


¡¡¡BUENOS DÍAS!!!

11.6.2024. Martes. (C. 1.919)

P. Alfonso Herrera. Carmelita.

lunes, 10 de junio de 2024

Los Niños de la Primera Comunión van a ver a la Virgen de Gracia.

ESTAMPA CAUDETANA. 

LOS NIÑOS DE LA PRIMERA COMUNIÓN VAN A VER A LA VIRGEN DE GRACIA. 

Existe en esta Real Villa de Caudete una costumbre con onda raigambre consistente en que, en el domingo siguiente al Corpus Christi se dan cita  todos aquellos niños que han recibido por primera vez a Jesús Sacramentado, estos días de atrás, para hacer una visita a la Madre de todos, a la Patrona de la Villa, a la Virgen María de Gracia. 

Daba gusto entrar ayer por la tarde, en torno a las 19,00  horas en la Plaza de la Iglesia por cualquiera de las calles por las que les es dado a la gente llegarse hasta el lugar. La razón no era otra que, allí, y a esa hora, se habían dado cita un montón los niños vestidicos con su ato de primera comunión, a los que acompañaban padres, abuelos, hermanos y familiares y mucha otra gente, que se les había unido para hacer el paseíto hasta el Santuario de la Patrona para pasar un rato con Ella y ofrecerle unas flores que no eran otra cosa, que el símbolo del ofrecimiento de ellos mismos a la Madre de Jesús y Madre nuestra, la Virgen María de Gracia. 

Allí, en el santuario los esperaba el coadjutor, P. Antonio Graciá Albero, carmelita, para dirigir una sencilla y entrañable liturgia-oración-veneración, como quieras, a Ella, a la Virgen de Gracia.

En mi pueblo de Oropesa (Toledo), en mis tiempos, no se hacía algo semejante, ahora no lo sé, no íbamos los niños de primera comunión caminando el kilómetro largo que separa el centro del pueblo de la ermita de la Patrona del lugar y Madre de los oropesanos, la Virgen María de Peñitas. Pero sí te puedo decir que hubo una madre, la mía, que, bajo un sol de justicia, llevó a su Hijo, a mí, andandico en el momento en el que el astro celeste se encontraba en su cenit mandando oleadas de calor "de aquí te espero escopeta". Tampoco se encontraba allí esperando el coadjutor, don Joaquín Pino Arroyo (RIP), esperando a que llegáramos los niños de la Primera Comunión. Fue ella, mi madre, la que se encargó de "charrar" con su Colega, en eso de la Maternidad, en este caso espiritual, porque así lo dispuso Jesús desde lo alto de la Cruz, muy poco antes de morir. 

A mí no me dijo mi madre de la tierra, tampoco la del cielo, en qué consistió aquella charla, aquel diálogo, que mantuvieron pero, como comprenderás, es fácil deducir que hablaban de mí, que yo era el objeto de su conversación.

Sí, ayer por la tarde, cuando el sol ya no constituía peligro alguno, la Villa de Caudete fue testigo de un acto familiar y de fe entrañables, en el que los niños de Primera Comunión, recorrieron algunas de sus calles para llegarse a estar un ratico con la Madre de Aquel al que habían recibido por Primera vez, estos días de atrás, de Jesús Sacramentado.

El testimonio gráfico de tan entrañable acontecimiento me ha sido cedido por Paco Cantos Albertos, conocido como "el Molinero".

Recibe mi saludo, mis


¡¡¡BUENOS DÍAS!!!

10.6.2024. Lunes. (C. 1.918)

P. Alfonso Herrera. Carmelita.