jueves, 21 de febrero de 2019

En el Hospital de Almansa


ESTAMPA FORÁNEA.
EN EL HOSPITAL DE ALMANSA...
No es un fantasma. No lo es porque no lleva encima una sábana blanca con dos agujeros por donde no se ven dos ojos sino dos cuevecitas negras, como negro debe ser el averno de donde proceden. No, no se trata de nada, tenuemente perceptible, que se haya escapado del más allá para darse una vueltecica por el más acá.
¡Qué va!,
¡Ni mucho menos!
Se trata de un profesional como la copa de un pino que, en una mañana fría de diciembre pasado bajó en su canastilla metálica sostenida por dos cables de acero. Al parecer le tocaba el turno de puesta de limpio a los cristales del despacho del capellán y a ello llegaba el oficial de limpieza desde los altos del edificio. Bajaba, como ves, dándole la espalda a la cristalera, posiblemente, contemplando cómo pasaba, a todo cisco, el Ave de Madrid a Alicante un poco más allá de la autovía de Levante y, cuando el veloz tren desapareció de su vista se volvió para llevar a cabo la faena. Pero... me vio y, con las mismas, accionó el mecanismo de subida y, supongo, que se largó con viento fresco, más frío que fresco, con los achiperres de la limpieza y, como el horario es el horario, presumo que reemprendería su quehacer pared de cristal adelante. Y ya no volvió. Los cristales del despacho quedaron ribeteados con los churretes de detritus que, aguas pasadas, habían dejado en ellos.
El Ave seguía pasando, pero no era lo mismo porque al hacerlo frente al despacho del capellán se echaba por encima una especie de velo blanco que no le quitaba velocidad, pero sí que le envolvía en una especie de neblina blanquecina que difuminaba a la máquina veloz de color blanco porque no han llegado ella, hasta el momento, los grafiteros.
Ayer me tocaba capellanía en el hospital de Almansa y, cuál no fue mi sorpresa, al contemplar una figura, que me era familiar, colgada al otro lado de los cristales que hacen de pared transparente para dejar la entrada libre al paso de la luz al vestíbulo de la entrada "B" del hospital y pensé, éste es aquel. Éste no es ni un fantasma, ni el Hombre Araña, ni Batman, ni Superman. Éste, con toda certeza, no se había escapado de los tebeos americanos. Éste que ves ahí abajo, es nuestro empleado de limpiezas que habiendo dado toda la vuelta al edificio sanitario en dos meses se encamina a golpe de cepillo y de balleta hacia la ventana del despacho del capellán para el que le quedan unos pocos metros.
Dentro de un día o dos ya se podrá ver pasar, a través de los ventanales acristalados del despacho del capellán, con toda nitidez, el Ave que baja de Madrid a Alicante o sube desde Alicante a Madrid, aunque sea como una flecha a 350 kms. por hora.

Sin impedimento alguno y a la velocidad del Ave, va a buscarte mi saludo, mis

          ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
21.2.2019. Jueves. P. Alfonso Herrera, O. C.

miércoles, 20 de febrero de 2019

La Gruta del Gave de "El Paso"


ESTAMPA CAUDETANA.
LA GRUTA DEL GAVE DE "EL PASO"
 Ayer te decía que no me fue dado conocer la GRUTA  que Don Paco Albalat Navajas mandara construír en los jardines del palacete de EL PASO para coadyuvar al recuerdo de su esposa Hélène y, de paso, para tener un elemento más a su disposición, además de los que ya formaban parte del edificio, para situarla en su tierra francesa y, por el camino del espíritu, sentirse objeto de la predilección de MARÍA VIRGEN, que se acercó hasta allí, allende los Pirineos, para hacérseles patente y presente en medio de sus vidas y quehaceres a las gentes francesas para apercibirles acerca de por qué camino deberían ir tras los pasos de su HIJO JESÚS sin descuidar ni un momento de vivir en la presencia del ALTÍSIMO por medio de la oración en la que ELLA les acompañaría. Y por supuesto, para dar vida, entidad, a unos encuentros, en el espíritu, con Hélène, su difunta.
A Fina Solera, hija del que fuera conocido como "el Gallo" y que en vida regentó los bares del pueblo, el París, el de la Sociedad de Cazadores y el Casino, le faltó tiempo para mandarme noticia de aquella construcción (andando el día, hizo otro tanto Antonio Conejero Rodríguez) copia que quería ser de la Gruta de las apariciones de la VIRGEN en Lourdes levantada en los jardines que, una vez, existieron en EL PASO. Ahí la tienes.
No sé nada del momento en que fue tomada la fotografía. Lo que sí se aprecia es la ausencia
 de imágenes y de las aguas que sin duda alguna discurrirían por entre el conjunto.
Pienso, quiero pensar, que, también, detenido ante ella, ante la GRUTA DEL GAVE, presentizaría aquel momento gozoso del encuentro de la Virgen con Bernardette: NADIE, FUERA DE ELLA, TUVO EL PLACER DE VER A LA SEÑORA VESTIDA DE BLANCO CON SU CINTURÓN AZUL CIELO A LA CINTURA. Ni sus amigas con las que andaba recogiendo ramas para la lumbre de casa fueron agraciadas con tal visión de LA MADRE DE DIOS.
Nosotros, al contemplar la cueva, tampoco hemos sido agraciados con la visión particularísima de la SEÑORA, REINA DEL CIELO, pero, como te decía ayer, muy bien podemos  contactar con ELLA a través de la oración contemplativa allí donde no hay cortapisas ni impedimentos de la materialidad, sino en el ámbito de la conciencia, del espíritu.
Si la llamas, viene a ti.
Una vez escuché a un padre carmelita, P. Bartolomé Xiberta, cuya causa de canonización está incoada, decir:
"Dios puede entrar en nuestro corazón y hablar con nosotros cuando le apetezca, nada se lo impide. Pero para que entre en nuestro corazón la Virgen María, es menester que la llamemos, que la invoquemos y, al momento, ya la tenemos dentro de nosotros, ya se nos "ha aparecido" Pues como ocurriera en Lourdes donde sólo a través de la sensibilidad espiritual vio Bernardette a la Virgen. Por eso no la pudieron ver sus amiguitas.
Yo pienso que el bueno de Don Paco Albalat Navajas, Conde de San Carlos, tendría sus ratos, no muchos, porque se iría también de este mundo pocos años después (1916) de haber levantado la casa en su finca LA CORBEYANA en los que viviría, en su presente, aquellos momentos que compartió con su primera esposa, la Condesa de Caix de Saint Eymour, Hélène, que ya le había dejado tiempo antes, cuando se comienza a construír el palacete "VILLA FINCA LA CORBEYANA", según inscricción semicircular, en forja, que coronaba la puerta que daba entrada a la casa según se recoge en el libro "FRANCISCO ALBALAT NAVAJA, CONDE DE SAN CARLOS" escrito por Joaquín Mollá Francés.

Te mando mi saludo y mis

          ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
20.2.2019. Miércoles. P. Alfonso Herrera, O. C.

martes, 19 de febrero de 2019

La Gruta del Gave


ESTAMPA CAUDETANA.
LA GRUTA DEL GAVE.
 Subía yo por la carretera de Villena hacia arriba, para, al llegar a la calle Eras, torcer a la derecha y tirar para la Avda. de San Jaime porque un puñado de feligreses de la parroquia de San Francisco me esperaban rezando el rosario que, desde un Cd., dirige el papa, de feliz memoria, San Juan Pablo II°, para celebrar la Eucaristía. Seguramente que la réplica, a mi modo de ver, muy lograda del lugar donde se apareció la Virgen Madre de Dios a Bernardette Soubiroux, allá en el paraje de Lourdes a orillas del río Gave, la he visto un montón de veces. Pero el otro día, quizá por la cercanía al 11 de febrero, me llamó especialmente la atención. Se encuentra dentro del espacio de esparcimiento, en los jardines, de la RESIDENCIA DE MAYORES  SAN JUAN EVANGELISTA, del pueblo sito en el n° 113 de la calle El Molino.
 Me paré un momento para contemplar la estampa, Introduje el telefonillo por entre los barrotes de la verja y la saqué de allí metidita en la cámara oscura de la cámara de fotos que lleva incursa el telefonillo que, por Reyes del año pasado, dejara en uno de mis zapatitos, haciendo de Rey Mago, Antonio Conejero Rodríguez, el Presidente de la Asociación Cultural Amigos de la Historia Caudetana con una leyenda que decía algo así como "Para que saque buenas fotos del pueblo". Y, a fe que las hace bien y la prueba ahí la tienes. La saqué desde el arcén de la carretera que, a su paso por el pueblo, se convierte en acera.
La verdad es que la intención es buena pero, claro, sacar una réplica de aquella francesa no era fácil (no sé cómo sería aquella otra que hiciera el Conde de San Carlos, Don Paco Albalat Navajas, en los jardines del palacete, conocido como EL PASO, que mandara construír, con claras influencias francesas, para que su esposa Helélène se encontrara como en casa, pues has de saber que era de allá, de Francia). Esta réplica no cuenta con el río Gave aunque sí que cuenta con una fuente que mana continuamente y si escuchas con atención el ruidico característico que hacen  los chorricos de agua al caer sobre la pileta, que pudieras hasta abstraerte de tal manera que, muy bien, se te diera el hecho que tuvo lugar hace más de cien años, sino LAS MISMAS APARICIONES DE LA VIRGEN A BERNARDETTE.
No te rías, no. Prueba a dejar que el tiempo fluya, impide que el bullicio de la Villa entre en ti, saca de tu horizonte lo que ibas a hacer. Contempla, solo contempla y prohíbe a tus sentidos ser puerta de comunicación con el exterior ruidoso. Solo contempla el misterio reflejado en tu interioridad y lo verás. ¡Haz la prueba! Porque, has de saber, que la Virgen tiene recursos y el poder que le da Dios para hacer eso y MUCHO MÁS.

Con mi saludo y mis

          ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
19.2.2019. Martes. P. Alfonso Herrera, O. C.

lunes, 18 de febrero de 2019

El Almendro. Símbolo del Amor y de la Amistad




ESTAMPA CAUDETANA.
EL ALMENDRO. SÍMBOLO DEL AMOR Y DE LA AMISTAD.
 Ayer salimos al campo. Arriba en la sierra de La Oliva corría el aire que jugaba con los molinos de viento a generar energía eléctrica limpia porque les movía las aspas que, por su altura y por lo grandes que son sus palas, espantaría, incluso, al bueno del iluminado de Don Quijote de La Mancha.
En el llano, por el contrario, no se movía ni un poquito de aire. Tal como ves las flores del almendro estaban cuando pasaron por el objetivo de la cámara del telefonillo. Ni el más leve movimiento se apreciaba en los pétalos de las flores de los almendros. Ni siquiera revoloteaban, en aquel momento, las abejas polinizándolas y cobrándose en especie su trabajo.
Fue una gozada estar junto a esas maravillas que ha sacado el tiempo tan de poco invierno que estamos teniendo porque el sol está echando leña al fuego y el calor, desusado para esta época, está campando a sus anchas por los campos. Por eso todos los almendros ya han salido del encierro invernal.
Pero... ¿y si se cumple el aforismo que corre de un lado a otro de Cantabria:
"AL INVIERNO NO SE LE COME EL LOBO" y cualquier día se presenta por estos pagos una corriente de aire gélido que, salida desde el polo, venga a hacer de las suyas por estas tierras caudetanas? Pues ni más ni menos que lo que me decía un lugareño el año pasado:
- "no estaría mal que cayera una buena helada, así me quitaría el trabajo en septiembre",  es decir, se cargaría de todas, todas, la cosecha de la almendra.
¡Esperemos que eso no ocurra!
¡Qué sería del vecino Jijona y sus turrones!
- Estaba guapísimo el campo tachonado de almendros en flor. Flor que es símbolo del amor y de la amistad desde el año 270 pues fue en aquel año cuando Julia, la hija ciega del carcelero del sacerdote San Valentín que, por favor divino impetrado por el Santo sacerdote, recobrara el sentido de la vista sin el que había venido a este mundo. Dice la historia, o la leyenda, que nos retrotrae a aquel año, que tras haberse cumplido la orden del emperador Claudio II° por la que mandaba degollar al sacerdote Valentín, Julia, agradecida, plantó en la tumba donde fue inhumado su cadáver un ALMENDRO y desde entonces el ALMENDRO ES SÍMBOLO DE AMOR Y DE AMISTAD.
- Hoy, la fecha del 14 de febrero, día de la fiesta  de San Valentín, por ser el día de su entrada en el cielo, se tiene COMO EL DÍA DE LOS ENAMORADOS.
- El motivo por el cual salimos al campo no era otro que la invitación de Miguel e Isabel a su casa de campo para celebrar dos CUMPLEAÑOS, los de mi compañero el P. Luis, hermano de Miguel, que aconteció, como ya te dije, el día 14 y el de Fernando, hijo de José María y de Josefa, y yerno de los anfitriones pues  ayer le cayeron, sus primeros 43 añitos.
- Mientras se cocía el arroz con tajadas de animales de pluma y pelo, dimos cuenta de los entrantes que, al ser tantos, no dejaban ver, ni un tanto así, de la larga mesa que los sustentaba.
- La paella, como todas las que hace Isabel, DE BANDERA. Claro que ayer contó con un chef adjunto muy exigente, su nieto Saúl, hijo del homenajeado, que ponía a trabajar las papilas olfativas y gustativas y a fe que lo hizo bien, muy bien. Y la abuela..., como una clueca.

- Ahí te van mi saludo y mis

          ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
18.2.2019. Lunes. P. Alfonso Herrera, O. C.

domingo, 17 de febrero de 2019

El Venero




ESTAMPA CAUDETANA.
EL VENERO.
 Acababa de entregar a sus familiares, para que llevaran a cabo la obra de misericordia de depositar sus restos mortales en el cementerio, a una hermana de la comunidad parroquial de Santa Catalina. Había luchado a brazo partido con esa dichosa enfermedad que a tantos se lleva de este mundo y perdió la batalla. Hizo ofrenda de sí misma cuando todavía era joven.
La parroquia estaba de bote en bote acompañando al  viudo y a la hija y despidiendo los despojos de aquella que compartiera con ellos una página de la historia del pueblo. Tras el funeral de córpore insepulto, volvía a casa en compañía de Ramón, cura natural del pueblo que había concelebrado conmigo, dado que guarda lazos de amistad con la familia de la extinta.
 A llegar a la Avda. Luis Golf oíamos cómo salían, a "borbotones", por las ventanas de la escuela de música, en que se ha convertido nuestro antiguo colegio carmelita, las notas de una música muy movida. Di en pensar que alguna de las bandas del pueblo estaba "soplando" en las pipas de sus instrumentos de aire. Estaba equivocado. No era una banda, era una comparsa, compuesta por unos cuantos jóvenes, que tiene por nombre "LOS BERBERECHOS". Cuando llegamos a la sala donde ensayaban ya estaban introduciendo sus instrumentos, que brillaban de limpios, en sus bolsas de tela y encajándolos en las cajas duras donde habrán de reposar hasta el próximo ensayo. No quisieron tocar ni cantar una MARCHA MORA.
-"Hemos terminado", fueron sus palabras.
Al fondo, en una amplia sala, un montón de chavalicos de ambos sexos, colocados en corona stantium, tocaban a las órdenes de un joven director, JUAN SALVADOR BAÑÓN MARTÍNEZ que, me dicen, es familiar de un antiguo fraile carmelita de este pueblo.
Me encontraba ante EL VENERO.
Es sabido que en este pueblo surgen músicos, como níscalos en pinar, y delante de mí tenía a todo un plantel, toda una orquesta, que tocaba como los propios ángeles.
Ni una sola vez vi al director llamar la atención o corregir a uno de los jóvenes "maestros" o a todo el grupo,  porque se hubiera escapado "por los cerros de Úbeda" alguna nota. Ni un solo fallo se había producido.
¡Debíamos haber llegado antes!
Daba gusto contemplar y oír a la BANDA JUVENIL de Caudete, verdadero VENERO DE JÓVENES PROMESAS.
La Unión Musical Santa Cecilia, la BANDA OFICIAL DEL PUEBLO, no debe temer porque cuenta con un estupendo VENERO.

Contento sale a tu encuentro mi saludo, mis

          ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
17.2.2019. Domingo P. Alfonso Herrera, O. Carm.