lunes, 15 de julio de 2019

Octavo día de la Novena en Honor de la Señora


ESTAMPA CAUDETANA.
DÍA OCTAVO DE LA NOVENA EN HONOR DE LA SEÑORA DEL LUGAR DEL CONVENTO DE SAN JOSÉ, LA VIRGEN DEL MONTE CARMELO.
Talla de la VIRGEN DEL CARMEN que veneran en clausura nuestras hermanas LAS MADRES CARMELITAS DE CAUDETE.(Gentileza de la Madre Priora).

   Ya la ves, es preciosa. Anda dentro del monasterio como una cualquiera de sus hijas. Ya la ves, no está tocada por corona alguna pues no ejerce como reina, aunque lo sea, sino como una de sus hijas y hermanas. Con los vestidos de andar por casa como si anduviera fregando galerías, escaleras y salones, pues, como una de ellas.  Y es que esa preciosa talla de la que no supieron decirme origen y nombre del imaginero que hizo tal maravilla. Viéndola así, en la foto, uno descubre que ya tiene tiempo sobre sí porque anda desportillada, la pobre, y es que no consiente que sus hijas se gasten ni unos céntimos en ELLA, cuando sus pobres hijas andan un poco apretadicas y no va a consentir que su colación sea todavía más exigua. Vamos a ver si algún mecenas lee estas letricas y se siente con ánimo de restaurar tan guapa  imagen que  vive en la interioridad del MONASTERIO DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS Y DE LA VIRGEN DE GRACIA de Caudete acompañando a un puñadico de monjas CARMELITAS que consumen su vida orando por sus hermanos de fuera de los muros de su monasterio. Y lo hace así, vestidita con su hábito de trabajo y no como lo hiciera aquel 17 de octubre de 1917 cuando se apareció a los pastorcicos en Fátima con su hábito carmelita impoluto y precioso, hilvanado, pespunteado y cosido por el sastre de primer orden del cielo.

El P. Predicador del octavo día del novenario. Al igual que ayer, se vio inmerso en el rico acervo doctrinal del capítulo 10 de San Lucas en que nos habla de la parábola del BUEN SAMARITANO. Planteó su comentario sobre la perícopa de modo que, inexcusablemente, desembocaba en el SERVICIO al otro como exigencia para ser acreedor de la vida eterna. Y ahí se lanzó el orador a levantar a la Virgen por todo lo alto y para hacerlo se buscó la ayuda de San Bernardo de Claraval que dijo de María, como quien no quiere la cosa, pero interpretando el proceder de Dios, ni más ni menos. El predicador afirmó con aplomo que el Abad afirmó con rotundidad que «Dios creó a MARÍA VIRGEN,  primero, como SIERVA y, solo después, como Madre de la PALABRA». Y desarrolló su pensamiento acerca de la Virgen dispuesta al servicio. Lo recalcó afirmando que en ninguna parte de los evangelios donde Jesús tiene éxito, allí ELLA no aparece, lo hace solo allí donde se requiere su SERVICIO y citó su «sermoncito» de seis palabras:
«haced lo que Él os diga». María, es la gran SAMARITANA que se encuentra siempre al quite de la necesidad de su hijo, el ser humano, como lo hiciera en aquella hora lúgubre de su muerte recogiendo en su regazo la sangre de su Hijo.

Ahí te va mi saludo, mis

            ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
15.7.2019. Lunes. P. Alfonso Herrera, Orden Carmelitana.

domingo, 14 de julio de 2019

Septimo día de la Novena en Honor de la Señora


ESTAMPA CAUDETANA.
DÍA SÉPTIMO DE LA NOVENA EN HONOR DE LA SEÑORA DEL LUGAR DEL CONVENTO DE SAN JOSÉ, LA VIRGEN DEL MONTE CARMELO.
                                                             Gentileza de Paco Marín.
    Imagen guapísima de la VIRGEN DEL MONTE CARMELO que se venera en el Santuario de Ntra. Sra. de EL HENAR, patrona de los resineros españoles y de la industria que manufactura la resina . Está situado este santuario a una legua de Cuéllar (Segovia) en un lugar idílico entre extensos  pinares.
Esa imagen de NUESTRA MADRE me trae recuerdos imborrables de mi adolescencia. Había entrado en el seminario que los PP. CARMELITAS poseían en aquel santuario a las 19,00 horas del 19.9.1959 (todo nueves). Cosas del Espíritu Santo que me llevó por esos derroteros. Todos los sábados de los tres años que permanecí en él, al caer el día, todos los marianos (seminaristas), unos 150, tras el rezo del rosario, hacíamos la SABATINA delante de esa imagen de la Virgen del Monte Carmelo. Era para verse. Todos los chicos en filas delante de ELLA cantando la Salve y el Flor del Carmelo.
¡Cuánto bueno hicieron aquellos frailes entregados! Por mucho que regaron con su trabajo y dedicación, pocos fuimos los que llegamos hasta el final. Los demás, con la cultura recibida, fueron instalándose en  campos al servicio de la sociedad: medicina, abogacía, ingenierías, arquitectura... y un abanico amplio abierto en la urdimbre social. Mucho tuvieron que ver aquellos chavales en los cambios traídos, en volandas por el tiempo, tres lustros más tarde.
Claro que no todo es idílico. Hace tres días nos llegaron unos papeles en los que se decía, con la crudeza que siempre trae la letra impresa, que, tras 91 años, los carmelitas dejamos en manos del obispo tan entrañable lugar. Para los que pasamos por allí...
¡UNA PENA MUY GORDA!

Espero que la VIRGEN DE EL HENAR  NO LES TENGA EN CUENTA TAL FECHORÍA A LOS QUE TAL COSA HAN HECHO.

El predicador de la novena tuvo muy fácil la prédica porque las lecturas del domingo 15 del tiempo ordinario versaban acerca del AMOR AL PRÓJIMO ilustrado de forma maravillosa por Jesús con la parábola del BUEN SAMARITANO.
Sí, le vino pintiparado porque ¿Quién mejor que la Virgen vivió ese MANDAMIENTO DE AMAR AL SEMEJANTE, AL PRÓJIMO? ¡Nadie! Y en su discurso, para indicar que  MARÍA VIRGEN es la persona que ama de verdad, extrajo de días anteriores, y los puso como pruebas, los ejemplos de amor al necesitado y así, volvió a retomar la atención a su anciana pariente Isabel embarazada de seis meses a la que sirvió hasta el momento del parto.
 y volvió a retomar el ejemplo de la cercanía de la Virgen María a aquellos dos jóvenes en su boda en qué canal Galilea.
Si, le vino pintiparado al orador sagrado el tema del Evangelio de Lucas leído en el decimoquinto domingo del Tiempo Ordinario en qué, un doctor de la ley le pregunta al Maestro acerca de qué es lo que tiene que hacer para heredar la vida eterna y Jesús empleando la mayeutica socrática le hace a su vez una pregunta ¿qué sabes acerca del tema? ¿que lees en la escritura? y el bueno del doctor le contestó: «amarás a tu Dios con todo tu ser y con toda tu vida con todo lo que tienes y con todo lo que eres y a tu prójimo como a ti mismo»
 y Jesús le contesto:
«Haz eso y tendrás la vida»
¿Quién es el que mejor lleva a la práctica el mandato del Maestro? solo ELLA, solo su MADRE, solo la Virgen María la que guardaba todas las cosas en su corazón reflexionando sobre ellas.
Terminó apercibiéndonos de la necesidad de imitar a la Virgen María y así escucharemos la voz de Jesús que nos habla desde el necesitado, que dijo el Concilio Vaticano II.

Recibe mi saludo, mis

          ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
14.7.2019. Domingo. P. Alfonso Herrera, Orden Carmelitana.

Además...
Te presento a la REINA DE LAS FIESTAS EN HONOR DE LA VIRGEN DE GRACIA Y SAN BLAS, la señorita ELISA SÁNCHEZ MORALES, dama de honor de la comparsa  que lleva por nombre el del moro que hizo de las suyas aquí en Caudete y luego, meses después, en mi pueblo de Oropesa y su comarca, TARIK.
Había comenzado la función dejando la luna caer sus rayos de luz de plata desde todo lo alto. La luna, adolescente, no tardó en ocultarse detrás de los visillos de su estancia para no interferir, en modo alguno, en la ceremonia de la elección de la dama, qué habría de ser la reina y portar la diadema que le otorgaba el título de Reina de las Fiestas de Caudete en honor de la Virgen María de Gracia y de San Blas.
La ambientado de la ceremonia corrió a cargo de un grupo musical que se movía con mucha soltura sobre el escenario. Estaba compuesto por 6 muchachas y cuatro muchachos. Tenían por nombre del grupo el de Queen, reina, y, la verdad sea dicha, las canciones, casi en su totalidad, fueron en el idioma con el que se conoce a la reina de esa manera en su país. Como mis conocimientos de inglés se han ido difuminando a lo largo del tiempo desde que deje la gramática inglesa al salir del bachiller, no te puedo contar cuál era el tema de las distintas canciones que cantaban y bailoteaban los componentes del grupo, todos jóvenes. Hubiera dado gusto verles y oírles, si no hubiéramos tenido los bafles a 3 metros de distancia,  de modo y manera que en la voz de los chavales y de las chavalas que eran los que llevaban la voz cantante, nunca mejor dicho, era amplificada de tal manera por los bafles que nos resultaba, a los de las primeras filas, muy molesto.

sábado, 13 de julio de 2019

Sexto día de Novena en Honor de la Señora


ESTAMPA CAUDETANA.
DÍA SEXTO DE LA NOVENA EN HONOR DE LA SEÑORA DEL LUGAR DEL CONVENTO DE SAN JOSÉ, VIRGEN DEL MONTE CARMELO.

Imagen de la Virgen del Carmen  que se venera en la iglesia del Monasterio de las MADRES CARMELITAS DE CLAUSURA de Caudete. Ocupa el centro del paño del presbiterio, en la vertical del sagrario donde se encuentra Jesús Sacramentado y siempre apuntando a lo alto, al cielo.

El P. Predicador comenzó disculpándose porque, cuando la novena ya va de caída, todavía no había dedicado ninguno de sus días a hablar del CARMELO, como Orden Religiosa dentro del ámbito eclesial.
Y dijo: «hoy os voy a hablar de LOS CARMELITAS».
Y así lo hizo. Situó los orígenes con la tercera de las Cruzadas (las cruzadas fueron el resultado de reclutar en Europa guerreros, cruzados, que bajo la dirección y mando de algunos de los reyes, se embarcaron para liberar los Santos Lugares del dominio de los sarracenos).
Finalizada la campaña, algunos de aquellos intrépidos guerreros decidieron permanecer en el Monte Carmelo, lugar adoptando una forma de vida monacal inspirado en «EL CELO CETATUS SUM PRO DOMINO DEO EXERCITUUM» (Me consume el celo por el Dios de los ejércitos), del profeta Elías que vivió en tiempo de los Reyes de Israel allá por el siglo séptimo u octavo ad C.
Ya había dicho que los CARMELITAS no contamos con un fundador como sí ocurre con el resto de las órdenes e institutos religiosos. Para nosotros, el Profeta Elías es el INSPIRADOR.
Dio la Orden sus primeros pasos por los años ochenta del siglo XII y, a principios del XIII, solicitaron y obtuvieron una norma de vida al Patriarca de Jerusalén de nombre Alberto. Organizaron su vida en un Wady (torrentera) del Monte Carmelo, junto a la cueva de Elías. En el centro del lugar levantaron una capilla (una profesora de la Universidad de Jerusalén escavó y ha sacado a la luz algunas paredes. Yo estuve allí en 1994 y lo vi). La dedicaron a la Virgen Inmaculada y la llamaron LA SEÑORA DEL LUGAR y, en torno a ella, excavaron sus celdas aquellos pioneros.
No habían pasado treinta años del siglo XIII cuando «tuvieron que poner los pies en polvorosa». Aladino se estaba haciendo con lo conquistado por los cruzados de la tercera cruzada y los monjes que vestían cono ellos les obligaron a quitarse la capa y luego... se vieron en Europa.
Luego fue contando lo que ya te he contado yo no hace mucho tiempo, los avatares en Europa.
Eso sí, hizo hincapié en los acuerdos tomados por los frailes en los Capítulos Generales último del siglo XIII y primero del XIV.
En el de 1298 introdujeron en el Confiteor (yo confieso) a la Virgen María que se ha mantenido hasta la reforma litúrgica postconciliar de hace 60 años. Y en el capítulo de 1308, recalcaba que se había establecido celebrar la fiesta de LA INMACULADA cinco siglos antes de que se declarara dogma dentro de la Iglesia Católica. Y es que el Capítulo volvió a las fuentes porque, como ya te he dicho antes, los primeros frailes, allá en el MONTE CARMELO, daban culto a LA VIRGEN INMACULADA como SEÑORA DEL LUGAR.
Dejó para otro día centrar su atención en el SANTO ESCAPULARIO, don de la Virgen al General de la Orden, el inglés Simón Stok, gran devoto de María Virgen, LA SEÑORA DEL LUGAR, hecho que tuvo lugar el 16 de julio de 1251. Pero de eso nos hablará el P. Predicador otro día.
Encontró el modo de manifestar su disgusto por la desaparición de la Venerable Orden Tercera en Caudete hecho que ocurrió, él no lo dijo, en los años setenta del siglo pasado, y que desde tiempo inmemorial era un grupo puntero y animoso que hacía manifestación pública con fervorosos cultos entre los que se encontraba la procesión de la sabatina por los alrededores del CONVENTO DE SAN JOSÉ (EL CARMEN).
Y lanzó el reto de volver a ponerla en pie, como en pie sigue en muchos lugares de España, al calor de los conventos de frailes CARMELITAS o sin ellos, como ocurre en la ciudad de Albacete que son atendidos desde aquí por el P. Alfonso (servidor),  cada 16 de mes.
Recogió velas pidiéndonos que, como nos había dicho con anterioridad, tomáramos el compromiso de «vivir en Obsequio de Cristo», como les dejó escrito  San Alberto de Jerusalén en la Regla de vida. Y nadie como ELLA para enseñarnos, puesto que nadie como ELLA, ha vivido en «OBSEQUIO DE SU HIJO»

Yo, por mi parte, te envío mi saludo, mis

          ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
13.7.2019. Sábado. P. Alfonso Herrera, Orden Carmelitana.

viernes, 12 de julio de 2019

Quinto día de la Novena en Honor de la Señora


ESTAMPA CAUDETANA.
DÍA QUINTO DE LA NOVENA EN HONOR DE LA SEÑORA DEL LUGAR DEL CONVENTO DE SAN JOSÉ, LA VIRGEN MARÍA DEL MONTE CARMELO.
Imagen de la Virgen del Carmen que se venera en el Monasterio de las MADRES CARMELITAS de clausura de Madrid en la calle Príncipe de Vergara 23. (Gentileza de Antonio). Muchos, muchos años, me sirvió de medio para encontrarme con AQUELLA de la que es su imagen. Cuántas veces he concluído actos litúrgicos en su honor, a sus pies, con el canto de la Salve hasta que, con el billete de traslado a Caudete, celebré en aquel monasterio la novena y fiesta de NUESTRA MADRE DEL CARMEN. Era julio de 2017.

En este quinto día de la novena en honor de Ntra. Madre del Carmen se leyó el parágrafo del evangelista Juan (2,1-11), las BODAS DE CANÁ.  El predicador comenzó diciendo que el evangelista Juan no nos cuenta LA BUENA NOTICIA como los sinópticos, los otros  evangelistas y más concretamente Lucas y Mateo, que nos relatan el evangelio de la Infancia compuestos a base de la información que aportó la misma Madre de Jesús. Sin embargo Juan hace una catequesis teológica de la Buena Noticia, como si escribiera el evangelio «desde arriba» y no desde los hechos de andar por casa.
Dos veces, solo dos veces cita el evangelista Juan a la Madre del Salvador:
- en las Bodas de Caná, al principio de la vida pública de Jesús y
- al final, en el momento de la crucifixión del Hijo.
Luego pasó a realizar un comentario de la actuación de la Virgen, su Madre.
María estaba en la boda, pero no se sentaba en la mesa de los novios. María, recalcaba el predicador, se encontraba entre los sirvientes. Basaba su afirmación diciendo que ninguno de los acomodados a la mesa se da cuenta de los pequeños detalles que, a la hora de la verdad, constituyen el cimiento de los grandes acontecimientos.
¡NO QUEDABA VINO!
No se nos dice que se debiera a que aquel día hiciera mucho calor y por ello los invitados empinaran el codo más de lo que fuera normal o, en su caso,  el encargado de la logística se quedara corto en las previsiones. Lo cierto fue que ¡NO LES QUEDABA VINO! y la cosa no aventuraba nada bueno. Una tormenta inesperada iba a aguarles la fiesta de sus bodas a aquellos jóvenes.
Nadie se percataba de ello porque los vasos sobre la mesa todavía oscurecían su fondo con un resto de tinto.
Así las cosas, ELLA, decía una y otra vez el orador sagrado, que estaba como sirvienta y sólo los sirvientes tienen ojos de lince, se dio cuenta de lo que pasaba y de a dónde encaminaba sus pasos aquel compromiso ilusionante de dos muchachotes.
Pensaría María que aquella situación solo la podía sacar adelante su Hijo y a Él se dirigió y le espetó sin ningún preámbulo:
«¡NO TIENEN VINO!».
Más de una vez tuvieron que haber tomado parte, Madre e Hijo, en celebraciones matrimoniales  y habrían visto que el vino venía a ser como el elemento imprescindible para poner esa nota de alegría en el acontecimiento.
¡«Madre que todavía no ha llegado mi hora»!
Pero ella ya no le oía, se había ido volando a llamar a los sirvientes a los que dijo:
«Id y haced lo que Él os diga».

Nos informaba el predicador de que este milagro de Jesús era tenido por los exegetas como el punto de inflexión del Antiguo Testamento del que saldrá tan campante el Nuevo Testamento y nos apercibía de que las seis tinajas de cien litros de agua que servían para la higiene de los viejos judíos daban paso a la novedad de un mundo nuevo representado en los SEISCIENTOS LITROS DE VINO EXCELENTE, según el decir del entendido maestro de la sala.
Además, al final de la perícopa evangélica, constata el evangelista: «Este es el primer signo que hizo en Caná de Galilea. Mostró su gloria y creció la fe de sus discípulos en Él».
La Virgen, afirmaba el P. Luis, no tenía poder para dar un retoque al asunto pero sabía perfectamente que su Hijo sí que podía y, no obstante, no le pidió que hiciera un milagro. Simplemente le informó de lo que acontecía.
Pero también sabía que su Hijo, le conocía bien, no iba a inhibirse ante una desgracia, máxime, cuando el aviso venía de ELLA, SU MADRE, y qué hijo va a negarse a un deseo de su madre. Él, no.
Y lo hizo. Mandó llenar las seis tinajas de agua y... la fiesta no decayó.
Ya no podía decaer porque tenían a su disposición 600 litros de un vino tan excelente que, para embotellar, quisiera cualquiera de las miles de bodegas y cooperativas vitivinícolas de Caudete, de La Mancha y de más allá de la Autonomía de Castilla La Mancha porque así lo dice el salmo 104: «el vino alegra el corazón del ser humano».
«Cuando presido alguna boda en que se lee este evangelio, nos dijo, siempre recomiendo a los novios que tengan en casa algún cuadro o imagencica de la Virgen para que, cuando parezca que se les acaba el vino, echen una miradica a la MADRE de JESÚS» y lo demás les vendrá rodado, creo yo que querrá decirles.
Al terminar sus palabras el P. Predicador estableció un lazo de unión con sus palabras del día anterior: «nos es menester emular a la VIRGEN MARÍA
.- en su disposición de servicio.
.- en su fe inquebrantable
.- en su confianza plena en Jesús, su Hijo».

Te envío mi saludo, mis

          ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
12.7.2019. Viernes. P. Alfonso Herrera, Orden Carmelitana.

jueves, 11 de julio de 2019

Cuarto día de la Novena en Honor de la Señora


ESTAMPA CAUDETANA.
CUARTO DÍA DE LA NOVENA EN HONOR DE LA SEÑORA DEL LUGAR DEL CONVENTO DE SAN JOSÉ, LA VIRGEN MARÍA DEL MONTE CARMELO.
Imagen de la Virgen del Carmen que se venera en la catedral de Albacete. En esa catedral viene celebrándose, cada tarde, la novena en su honor. Es promovida y patrocinada por la TOC albaceteña.
 Y, concluida la novena y la Eucaristía, todos se trasladan a su capilla y, delante de la imagen, le cantan LA SALVE MARINERA.
(Gentileza de María Ángeles).

El P. Luis, el predicador de la novena, comenzó su homilía echando mano del tema del día anterior: «EL ENCUENTRO»
Ayer se proclamó la Visitación según nos la cuenta el evangelista Lucas (1,39-56), así que todo vino rodado y lo explicaba así: el ENCUENTRO con Dios provocó en ella un CAMBIO  que consistió en un viraje hacia  EL SERVICIO. Servicio que se concreta en el hecho de ponerse a ayudar a su pariente Isabel, la anciana mujer de Zacarías el sacerdote que fue privado del habla por su falta de fe. Y con ellos permanecería hasta que tuvo lugar el parto y, Juan el Bautista, el Precursor, salió a ver la luz del sol.
- La llena de gracia, María, nos decía el predicador, estaba llena de Dios y desde ELLA, Dios se manifiesta tal y como lo percibió Isabel que nada más verla la espeta: «de dónde a mí que me visite la Madre de mi Señor. Dichosa tú porque has creído que se cumplirá lo que Dios te ha dicho». Sí, María estaba LLENA DE DIOS. En este momento abría un paréntesis el orador sagrado y, para explicarnos de alguna manera el MISTERIO, nos puso el ejemplo del que va a por agua al pozo: se proveerá de tanta agua, cuanta sea la capacidad del recipiente de que se provea. Si tiene capacidad de 2 litros, dos litros de agua, se traerá. Si el recipiente tiene capacidad de 5 litros... Pero si uno lleva ya en el recipiente dos litros, se traerá tres. Igual ocurre cuando Dios baja a una persona. Si la persona está llena de sí misma, Dios no tendrá lugar. Eso no ocurrió en María. María se vació de sí misma en aquel ENCUENTRO y Dios la ocupó totálmente y como María es pequeñita, Dios siendo tan grande se expandía desde ELLA por lo que, en esa esfera donde Dios lo llena todo, Isabel le percibió «de dónde a mí que venga a verme la Madre de Mi Señor»
- Y, con esa premisa, soltó una bomba de profundidad:
- «Si Dios no es descubierto en nosotros...Dios no está en nosotros»
- Luego pasó a comentar el canto de acción de Gracias de María, EL MAGNÍFICAT, que no es otra cosa que la oración de alabanza de María a Dios sirviéndose de frases sacadas del Antiguo Testamento, del Génesis, del profeta Samuel y de los salmos. El predicador destacó dos aspectos principales en la oración de María:
- Una, Dios cumple su palabra, sus promesas y
- Dos, la humildad de María en la que se complace el Altísimo y por ello, la jovencita nazaretana se hace acreedora a los mayores dones con los que la enriquece Dios. Y ELLA lo reconoce así pues, como dirá Santa Teresa de Jesús, «la verdadera humildad es la verdad» y ELLA reconoce que en su sencillez, en su humildad, se ha manifestado la grandiosidad de Dios que ha tomado la decisión de vestirse nuestra capa humana, ni más ni menos, que en su claustro materno.
- Iba concluyendo el predicador la homilía y lo hacía haciendo hincapié en las palabras proféticas de María: «Me llamarán dichosa todas las generaciones». Y lo hacía piropeando al pueblo español:
- «un fraile carmelita holandés, que nos visitó coincidiendo con las fiestas con las que honramos a la Virgen del Carmen, ESTRELLA DE LOS MARES, en todos los pueblos y ciudades y puertos de la costa. Y viendo la masiva afluencia a procesiones en tierra y por mar, vítores. Vivas, piropos, aplausos y la plaza del Carmen de Caudete totalmente llena y en silencio sepulcral, para escuchar el canto de la ALCACHOFA, exclamó: «¡Ahora comprendo aquellas palabras proféticas de Nuestra Madre en el MAGNÍFICAT: ME LLAMARÁN BIENAVENTURADA TODAS LAS GENERACIONES».
Aquel carmelita holandés no tenía idea de la idiosincrasia del pueblo español respecto de la Virgen María, Madre de Dios.
Ni tampoco se había dado el placer de sintonizar la tv. En los distintos viajes de San Juan Pablo II° a España porque, entonces, no le habrían sorprendido tanto las manifestaciones marianas del pueblo español por la VIRGEN MARÍA DEL MONTE CARMELO en tierra y en mar pues, aquel papa «que vino del este», denominó a España: «LA TIERRA DE LA VIRGEN MARÍA»
Sí, hubiera comprendido mucho tiempo antes las palabras proféticas de María cuando alababa a Dios con el MAGNÍFICAT: «Me llamarán dichosa todas las generaciones».
En España, desde que nos visitó a la orilla del Ebro, ELLA, LA VIRGEN,  nos cautivó.
El predicador concluía sus palabras llamándonos la atención para que hiciéramos nosotros otro tanto como María, cambiar para el servicio a los demás y dejar que el Buen Dios tome posesión de todo nuestro ser para, desde él, hacerse perceptible por nuestros hermanos.

Recibe mi saludo, mis

          ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
11.7.2019. Jueves. P. Alfonso Herrera, Orden Carmelitana.