sábado, 17 de febrero de 2018

ESTAMPA CAUDETANA. Bóvido



ESTAMPA CAUDETANA.
BÓVIDO

No sabría decirte si es un Impala o una gacela de Grant o si es un antílope. Lo que sí te puedo decir es que, por su aspecto, es un ungulado rumiante de esos que corretean por la sabana africana. Ahí donde le ves, no podemos calificarle dé tal  y la razón es muy sencilla, no ha saltado la valla por sus propios medios, le han colocado sobre un pedestal rodeado de rosales como si se quisiera dotarle de un ambiente que deja mucho que desear de aquel otro en el que se encontrara en la extensa planicie africana.  No, no es uno de esos animales carretones y saltadores a los que da gusto ver en esos programas de televisión que nos meten la vida salvaje en casa, haciendo piruetas en la época cachorrera de su vida. Por no ser, no es un ejemplar de ungulado, ni siquiera biónico, ni mucho menos,  es la dura, por metálica, imagen de uno de esos animales que constituyen el pasto de los carnívoros que pueblan las planicies y las sabanas africanas de los que son su dieta preferida. La verdad es que no vive. Es un mero adorno dentro del patio del primero de los chalés del camino de La Virgen. Es una obra de arte, pero de metal, no la maravilla de un ser vivo suelto en su hábitat.

Con total libertad y pletórico de vida va Buscándote mi saludo, mis

         ¡-¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
17.2.2018 Sábado. P. Alfonso Herrera. Orden Carmelita

No hay comentarios: