sábado, 24 de febrero de 2018

ESTAMPA CAUDETANA. El Rosario de las Llagas de Cristo



ESTAMPA CAUDETANA.
EL ROSARIO DE LAS LLAGAS DE CRISTO.



Hace quince días recibí en mano una  invitación para asistir al Rosario de las  Llagas. Era la primera noticia que me llegaba acerca del acto litúrgico al que convocan, preparan y realizan los componentes de la  COFRADÍA DEL SANTO SEPULCRO. La cita estaba fijada para ayer a las 21,30 horas en la capilla de La Comunión de la parroquia de Santa Catalina donde mantiene su asiento el paso del sepulcro, todo él de cristal con el Cristo yacente en su interior. Es costumbre sacar la imagen del Cristo de su sepulcro y colocarla en un túmulo delante del altar con los elementos de la pasión: unos clavos, la corona de espinas. Así preside el rezo de este rosario que fue aprobado por el papa San Pio X. 

La COFRADÍA  no es vieja, me dice la presidente, Fina. Solo tiene una solera de 25 añicos. Echó a andar cuando el grupo de familias que, por riguroso orden, se hacían cargo del paso y su imagen decreció. Venía ocurriendo así desde el último tercio del siglo XIX. En que el bisabuelo de la presidente actual de la COFRADÍA se bajó hasta Murcia para comprar y acarrear en su carro la imagen yacente de Cristo muerto. Tardaron 3 días. No supo decirme en qué escuela y quién fuera el escultor. Muy posiblemente habría salido de una  escuela con influencias de Salzillo. No se sabe. Lo que sí se sabe es que, en la madera bellamente esculpida la figura del MAESTRO, encontraron combustible los iconoclastas aquel 22 de julio de 1936.
La imagen que ahora se venera no tiene valor artístico es simplemente de escayola.

Aquellas familias que se ocupaban del paso y de la imagen de Cristo yacente se han apropiado de las revelaciones de Cristo Jesús a  una monja, Sor Maria Marta Chambon del monasterio de la Visitación de Santa María de Chambery Francia que había fallecido el día 21 de marzo de 1907, y las hicieron objeto de su piedad. Consisten estas revelaciones en la recitación de  este rosario, en el ir desgranando diez ave marías, al tiempo que se reflexiona sobre el sufrimiento de Cristo en cada una de sus llagas comenzando por la del pie derecho para concluir en la del costado
Paqui, era la directora de la litúrgica. Y un grupito de cofrades jovencitas, se encargaban de leer las reflexiones previas a cada misterio.
Finalizado el rezo del rosario, Paqui, desde el ambón. Nos hizo una reflexión preciosa en la que establecía una relación muy adecuada entre las llagas de Cristo y las situaciones, conflictivas, por las que pasa el hombre.
Luego pidió a la concurrencia que, el que quisiera, podía solicitar,  en voz alta, alguna gracia a Dios por el medió de Cristo y su Madre. Tres fueron los que hicieron oraciones.

Concluido el acto litúrgico, Paqui, invitó a la concurrencia a pasar a los salones parroquiales donde la COFRADÍA ofrecía Chocolate calentito con un trozo de mona.
Doy fe de que el chocolate estaba riquísimo y riquísimas la torta y la mona.

Animado por la droguita del chocolate sale pimpante en tu busca mi saludo, mis

      ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
24.2.2018 Sábado. P. Alfonso Herrera. Orden Carmelita

No hay comentarios: