miércoles, 6 de junio de 2018

La Flor del Puerro


ESTAMPA CONVENTUAL.
LA FLOR DEL PUERRO DEL CORRALÓN DEL CONVENTO DE SAN JOSÉ.


- Ya te he dicho en alguna ocasión que el terreno del corralón del CONVENTO DE SAN JOSÉ no es apto  para la inmensa mayoría de las plantas porque, más que tierra es estrato donde se han compactado los detritus de cascotes y residuos de un montón de reparaciones o, en su caso de  adaptaciones del viejo convento a nuevas exigencias o necesidades surgidas en el devenir del tiempo. Pero algo sale. Desde más allá de sus paredes, hoy el corralón está encajonado por las construcciones ciudadanas, han llegado semillas de plantas que han sido capaces de enraizar y encontrarle a la poca tierra la poca riqueza nutriente que posee y, mira,  van tirando. Las hierbas rastreras han servido para que las cinco gallinas y el gallo que se enseñorean en el corralón y en él hacen sus camas hurgando buscando cualquier bichillo que llevarse al buche, las han hecho desaparecer a todas, solo dejan algunas como las calas y las malvas porque, al parecer, les son indigestas, y los puerros, a éstos también los respetan, los respetan cuando son mayores porque cuando son pequeñitos aguantan su mal sabor por lo tiernecitos y los despuntan. Se me ocurrió plantar unos liliums en tierra y se los llevaron todos por delante. Las gallinas son unas todo terreno, peor que el caballo de Atila, hoja que intenta salir a encontrarse con el sol, rápidamente pasa a la oscuridad del buche una gallina voraz.
- Pero como puedes ver, en el socarral, que es el corralón del CONVENTO, se levantan, bien tiesos, sobre un largo pedúnculo algunos ajos puerros que estos días están todo floridos. Ahí los ves.
- En todo lo alto, cimbreándose, se acerca hasta tí mi saludo, mis
  ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
6.6.2018 P. Alfonso Herrera, O. C.

No hay comentarios: