viernes, 18 de enero de 2019

La Palmera del Paseo


ESTAMPA CAUDETANA.
LA PALMERA DEL PASEO DE LUIS GOLF.
Ayer noche volvía de la parroquia Santa Catalina. Habíamos pedido al Buen Dios y Padre por un montón de hermanos fallecidos que en vida tuvieron el venturoso nombre del Santo ANTÓN, Santo del día. También pedíamos por MARÍN ANTONIO LOZANO MORENO que se encuentra de cuerpo presente. Marín, en esta vida, fue fraile carmelita. Y, por obediencia, vino a este pueblo de Caudete con la encomienda de atender a los jóvenes aspirantes a frailes carmelitas. Era el maestro de novicios. Permaneció en el pueblo durante varios años hasta que volvió a Salamanca a retomar la dirección de la residencia universitaria que teníamos los Carmelitas en aquella ciudad. En la actualidad tenía destino en el Santuario Mariano de Santa María de El Henar Cuéllar (Segovia). Y es aquí donde Dios le mandó un ángel para que le acompañara de vuelta a casa. Para que el encuentro fuera del todo feliz, ayer tarde ofrecimos el Sacrificio Redentor de Cristo, LA EUCARISTÍA. Hoy, a las 12,00 horas despediremos sus despojos dejándolos inhumados junto a los restos de sus buenos padres, José y Agustina que le han precedido en el ir al encuentro con Dios Padre, allá al otro lado de la autonomía Castellano Manchega, en el pueblo que le viera nacer, Lagartera (Toledo).
Pues bien, tú sabes que la Plaza del Carmen se encuentra en obras con las que van a dejarla peatonal y muy chula, esperamos. Eso provoca que la vuelta a casa la tengamos que hacer a través del Paseo Luis Golf.
Muchas veces he pasado por ese paseo, pero fue esta tarde, mira por donde, cuando me he fijado en la única palmera existente en el mismo pero, ojo, me he dado cuenta que lo único que le queda a esa palmera que, seguramente, fue un ejemplar maravilloso, es su tronco, eso sí, perfectamente acicalado por el personal de jardinería. Ahí arriba te presento lo que es en la actualidad.
Ese tronco nos habla de tiempos pasados que fueron muy buenos para la palmera porque la esbeltez del tronco así lo da a entender. ¡Qué maravilla hubiera sido verla con todas sus palmas! ¡Una pena! Sí señor, ¡Una pena!
También nos habla del descuido habido en su defensa y cuidado porque, aprovechándose de ello, se introdujo en ella, subrepticiamente, el PICUDO ROJO que, al anidar en las palmas y tronco, se la ha cargado. ¡Una verdadera pena! Le ha acontecido lo mismo que a otra hermosa palmera que crecía estupéndamente en el corralón del CONVENTO DE SAN JOSÉ (EL CARMEN) de cuyo infortunio ya te di cuenta en su día, con "mis Buenos Días".
Con tristeza por la muerte de mi hermano en la Orden Carmelita y casi-paisano, MARÍN ANTONIO, y con la triste visión de una palmera venida a menos en el Paseo Luis Golf de este pueblo de Caudete, va a encontrarte mi saludo, mis

          ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
18.1.2019. Viernes P. Alfonso Herrera, O. C.

El P. Marín es el primero por la izquierda en el claustro del convento de El Henar-Cuéllar (Segovia)

3 comentarios:

  1. De como le gustan las plantas,se ve de lejos.Cuantas personas pasamos por el paseo,que pocas nos fijamos,si el "picudo" entro o salió de la palmera en cuestión.Eso y el gran observador que es,hace que no se le escape una...y luego nos lo cuente tan requetebién.Gracias por sus amenos buenos días. Siento lo del P.Marin,ya está en la paz del Señor!!Pues le envíois buenos días,desde el barrio de San Francisco,en la víspera de la fiesta de San Antón!!! Que tenga un feliz día P.Alfonso!!!

    ResponderEliminar
  2. Todos los dias tiene algo que contarnos,,nosotros pasamos desapercibidos pero usted hay esta para contarnolo,,,, descanse en paz el P,, Marin

    ResponderEliminar