lunes, 18 de diciembre de 2017

ESTAMPA CAUDETANA. El Santo Cristo de la Calle San Jaime





Archivos adjuntos1
https://mail.google.com/mail/u/0/images/cleardot.gif


https://mail.google.com/mail/u/0/images/cleardot.gif
https://mail.google.com/mail/u/0/images/cleardot.gif



ESTAMPA CAUDETANA.
EL TEMPLETE DEL SANTO CRISTO DE LA CALLE SAN JAIME. BARRIO DE SAN FRANCISCO.
P. Alfonso Herrera. O. Carmelitana


No siempre fue así, como le ves, y no siempre estuvo plantado ahí, según me han informado gentes con muchos años.

Ya te he citado alguna vez a Anthony de Mello (Sacerdote jesuita natural de la India que se caracterizó por emplear en sus libros y conferencias ejemplos de otras religiones. Al final de su vida, murió con 51 años, se apartó un tanto de la ortodoxia por lo que fue llamado al orden): "lo que hoy ves, hace mil años no existía. Y dentro de mil años, lo que ves ahora, no existirá" Pues bien, esa aseveración se hace realidad en el TEMPLETE DEL SANTO CRISTO de la calle San Jaime del BARRIO DE SAN FRANCISCO.


Como en cada pueblo o villa, con toda seguridad, aquí en Caudete existió una CRUZ DE TÉRMINO  (o de cerca, que dirán en otros lugares de la geografía nacional, en contraposición con la cruz de lejos que se situaba entre una legua y el final del predio del pueblo o villa). Hoy no hay noticias de ella. Posiblemente se la llevó por delante las exigencia del tráfico rodado.

Pero, coincidiendo con los inicios del proyecto arquitectónico de Don Francisco ALBALAT NAVAJAS, conde de SAN CARLOS, se autoriza la erección de un TEMPLETE  DONDE SE VENERE LA IMAGEN DE CRISTO CRUCIFICADO, en los terrenos que el Señor CONDE DE SAN CARLOS había comprado para llevar  cabo su proyecto arquitectónico que iba a ser fuente de trabajo para muchos parados y cobijo, una vez terminado, de gentes sin recursos. Su bendición con misa de campaña y todo, tuvo lugar el día de Santiago Apóstol de 1902 coincidiendo con el levantamiento de las primeras casas de aquel proyecto del Sr. CONDE DE SAN CARLOS.
De él no queda rastro alguno fuera de algunas fotografías tomadas en 1907 con ocasión de LA CORONACIÓN CANÓNICA DE LA VIRGEN DE GRACIA y que, según me dicen, obran en los archivos de la Cofradía de LA VIRGEN DE GRACIA a los que, a lo mejor, algún día echaré una ojeada.

La ordenación urbanística de la zona llevada a cabo por la corporación municipal en los años veinte del siglo pasado, repercutió en la ubicación del TEMPLETE.

Unos meses antes del inicio de la contienda fratricida del pasado siglo es destruido dejando diáfano el solar. Concluida la guerra, las gentes del barrio de San Francisco emprenden una cuestación popular para levantar nuevamente el TEMPLETE DEL SANTO CRISTO. Con mucho ahínco y empeño consiguen poner en pie la empresa y lograrían levantar SU TEMPLETE AL SANTO CRISTO.

Se me dice también que en 1969 o 1970 volvió a derribarse porque se deseaba que ocupara el  centro de la gran avenida de San Jaime que lleva directamente hasta la plaza de toros que construyera el benefactor DON FRANCISCO ALBALAT, gran aficionado a la tauromaquia. (Me cuenta el Sr. Párroco Rvdo. Luis Torres Pérez que había oído, que el día de la inauguración no acudió mucha gente a los festejos taurinos y, presa de un enfado manifiesto, mandó desmontar el tendido último, que era el tercero).

Algunos años después, gentes que permanecieron en el anonimato, se ponen de acuerdo para sufragar los gastos de la construcción de un nuevo TEMPLETE DEL SANTO CRISTO, esta vez, en el mismo centro de la avenida frente a la puerta de la iglesia parroquial de San Francisco, donde reposan los restos de Don FRANCISCO ALBALAT NAVAJAS Y DE SU ESPOSA HÉLÈNE

Y será en 2007, con motivo del centenario de la CORONACIÓN CANÓNICA DE LA VIRGEN DE GRACIA, cuando los alumnos de la Escuela Taller Virgen de Gracia, le den el toque final que conserva en la actualidad y que te muestro en la foto de ahí arriba sacada con mi telefonillo hace algún tiempo.

Como ves, aquel dicho de Anthony de Mello se ha cumplido al pie de la letra en el TEMPLETE DEL SANTO CRISTO DEL BARRIO DE SAN FRANCISCO DE CAUDETE, salvo en que no ha habido que esperar mil años, sino un ciento de ellos.

Como sacado del ramo de flores que perennemente ornan los pies del CRISTO, emprende la marcha en tu busca mi saludo, mis

               ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
18.12.2017. LUNES, VIRGEN DE LA O, DE LA ESPERANZA.

No hay comentarios: