miércoles, 13 de diciembre de 2017

ESTAMPA MADRILEÑA. Símbolo cristiano. La Cruz



ESTAMPA MADRILEÑA
SÍMBOLO CRISTIANO. LA CRUZ. P. Alfonso Herrera. O. Carmelitana




En los tiempos que corren, a la velocidad del rayo, no es frecuente, no, ver brillar una CRUZ. Los luminosos de las calles dan la impresión de que quieren poner luz de colorines a la tiniebla que tiende su manto cuando el Doncel celeste apaga su antorcha y éste, en nuestro  SISTEMA SOLAR encuadrado en la VÍA LACTEA, que cuenta con unos cuantos planetas que, a lo mejor, alguna vez, en sus inicios, cuando vinieron a ser, puede que guardaran por algún tiempo la luz del estallido inicial que los puso a dar vueltas en torno al "gallo" del corralito. Ahora,  con el ir del tiempo, se apagaron y solo brillan cuando se encuentran de frente con los rayos que el rey lanza a diestro y siniestro, sacándolos de la oscuridad sideral y, a éstos (Mercurio, Venus, la Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno Y Plutón aunque he oído decir que los señores que andan escudriñando el cielo cada noche porque de día se lo tiene prohibido el que impone su ley celeste, han descubierto a otro al que le han puesto de nombre un número y unas letras). Pues sí, el sol, compadeciéndose de ellos, les da figura y existencia a todos esos planetas circundantes porque, la verdad, se han apagado hace mucho, mucho, tiempo.
Esa CRUCECITA luminosa, brillando en lo alto de una figura metálica de la que dicen que pasa por ser ÁRBOL DE NAVIDAD a lo moderno, a la vera de los caminos del hombre para indicarle que la LUZ más brillante y chispeante para alumbrarle no es la que proporciona
el ÁRBOL, sino AQUEL del que es símbolo la cruz iluminada, CRISTO, PALABRA ENCARNADA DEL PADRE que nos indica el camino, más aún, que se HACE ÉL MISMO, CAMINO. Y quién a ÉL se llega también se hace camino al andar con ÉL y no estela en el mar, como canta el poeta Antonio Machado y musicalizara el cantautor Juan Manuel Serrat.
No está levantada la CRUZ LUMINOSA en los Cuatro Caminos de aquí de Madrid (está levantada en la Castellana, en la arde de Plaza de San Juan de la Cruz) sino que es ELLA la que indica, alumbrándole, el camino a los que a ÉL, al clavado en ELLA, se allegan, no importa por qué camino.
Fue luz, guía y camino para aquel, P. Enrique Oria que fuera mi Rector de joven profeso y estudiante de filosofía en Onda (Castellón de la Plana) en aquel año de 1963-1964. Él me convocó hoy a Madrid en un viaje relámpago para celebrar la victoria de nuestro Dios en Cristo, el Funeral por su eterno descanso porque en la tarde de antes de ayer dejaba este mundo para, por el CAMINO, QUE ES CRISTO, ENTRAR A LA PRESENCIA DEL PADRE. (Descanse en Paz)
inmerso en ESPERANZA CRISTIANA camina a tu encuentro mi saludo, mis

 ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!

13.12.2017 Miércoles.

No hay comentarios: