domingo, 21 de enero de 2018

ESTAMPA CAUDETANA. Las Gachamigas



ESTAMPA CAUDETANA.
LAS GACHASMIGAS DE LA COFRADÍA DE SAN ANTÓN.


A lo largo de la semana los miembros de LA COFRADÍA DE SAN ANTÓN ABAD fueron haciendo las invitaciones a LAS GACHASMIGAS DE LA MAÑANA DEL SÁBADO. También se llegaron a los miembros del clero.

- Previos a la hora programada sonaron y llenaron de ruido el pueblo una docena de cohetes convocando al «refrigerio». Y, cuando las manecillas del reloj  trazaron el ángulo recto de las nueve, comenzaron a darle aire a las GACHASMIGAS que los madrugadores habían hecho con harina de trigo, agua, sal y ajos. Las acompañaban con unas fuentes de morro, panceta, oreja, morcilla, chorizo... todo asado a la parrilla. Lo hicieron con tanto empeño y ganas que, cuando llegué yo (había estado transportando seis bobinas de telas al Monasterio de las MADRES CARMELITAS DE CLAUSURA), todo había tenido lugar. Ya estaban liados con el café y los licores, Beilys, coñac Terry, güisquis varios. Del cerdo sobró y seguía sobre una fuente, un buen trozo de morro, una oreja entera, unas lonchas de panceta...en otra bandeja algo de cordero asado. ¡¡¡Colesterol a tope, ya de mañana!!!  Enseguida saltó el chispazo en mi cabeza y volví a mi pueblo en aquellos años en que, todavía, no habían inventado las cosechadoras. Entonces, la cuadrilla de segadores  se reunía, todavía sin ser de día, antes de que el sol apuntara, allá por Madrid, en la casa del terrateniente que les contrataba y las fuentes que salían de la cocina materializaban lo que el aire, preñado de olores, gritaba desde un ambiente que llenaba toda la casa, mientras los segadores daban buena cuenta de unas migas al estilo de mi pueblo (Oropesa) o, en su caso, de gachas CON HARINA DE ALMORTAS, nada de harina de trigo, que en una sartén de las hondas colocada en medio del círculo que formaban los comensales, entraban y salían las cucharas, generalmente de palo, que formaban parte del ato que portaba todo zurrón de segador. Todas las calorías almacenadas en la andorga, que iban a quemar antes del almuerzo del medio día, eran refrescadas por un gazpacho confeccionado con aceite de los olivares del pueblo, sal marina, vinagre de Vinagres Parras, de Torrijos,  pimentón de LA VERA porque, de otra manera no sería gazpacho de mi pueblo, agua del pozo de la casa y pan candeal del pueblo enfriado por un buen trozo de barra de hielo que fabricaba, el entonces alcalde del pueblo, el tío Silverio.
- Solo tomé café alegrado con un chorrito de Beilys.
- Me informaron de que ese colesterolazo no provocaba infartos en los tiempos en que se institucionó  el «desayunito» porque todo el personal iba a los bosquecillos vecinos en busca de la leña que prenderían en los terrenos de la ermita del Santo, DE SAN ANTÓN, a las 21,00 horas para iluminar la noche que dejaría paso al GRAN DÍA DE LA FIESTA DE SAN ANTÓN (anoche LA COFRADÍA DE SAN ANTÓN no prendió la hoguera. Protección Civil se presentó en el lugar y les echó un jarro de agua encima. No se pudo pegar fuego a la pira porque se había levantado un ventarrón al que nadie le había llamado. Y el aire ya sabes que las arma pardas...) pero es igual, el día de la fiesta, SAN ANTÓN llegará, siempre lo ha hecho desde que echara a andar la cofradía, que nadie sabe a ciencia cierta cuándo. Hay papeles por ahí, lo he leído en la página Web del Ayuntamiento, que hablan de ello, de la ermita y de la COFRADÍA DE SAN ANTÓN EN 1597 (nosotros, los Carmelitas, ya nos habíamos establecido en el pueblo mediado el siglo XVI). Pero con toda seguridad vendrá de antes, desde que Alfonso X, el Sabio y su suegro Jaime I° de Aragón se quedaron con parte del reino moro de Murcia (ya te hablé de ello en otra ocasión). Hoy, me decía uno de los cofrades, forman la COFRADÍA MIEMBROS DE SIETE FAMILIAS.
- Ligero de equipaje -no desayunó fuerte- marcha a buscarte mi saludo, mis
              ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
21.1.2018 Domingo P. Alfonso Herrera. O. Carmelitana


No hay comentarios: