lunes, 29 de enero de 2018

ESTAMPA CAUDETANA. San Blas



ESTAMPA CAUDETANA.
SAN BLAS.



- SAN BLAS es el PATRÓN DE CAUDETE. Según tradición ininterrumpida, ha llegado hasta nosotros el hecho de que, en una cavidad perfectamente construida y acondicionada, fueron descubiertas cuando los moros fueron empujados por la presión cristiana, allá por el siglo XI, o por ahí, las imágenes de la VIRGEN Y DE SAN BLAS. Habrían sido enterradas para librarlas de los iconoclastas que subían sin detenerse desde el Guadalete. Cuatro siglos permanecieron ocultas. Cuando JUAN LÓPEZ, pastorcico con un brazo inhábil, recibe la visita de la Señora apercibiéndole acerca del lugar donde se encontraban las imágenes, no da crédito hasta que su brazo se le hace signo, hasta que le percibe hábil, curado. Mientras se va abriendo la cavidad se oye el toque de una campana que lo haría, también luego, anclada en la pequeña espadaña de la ermita a ellos dedicada hasta que se rajó  y hubo que cambiarla. Era tenido por muy cierto que aquel que tocaba dicha campana no tendría mala muerte.
- Ayer era el día fijado, el domingo anterior a la fiesta. La cofradía de SAN BLAS, en tal día, lleva en procesión la imagen del SANTO desde el Santuario—Ermita de la Virgen de Gracia, donde encuentra acomodo a los pies de La VIRGEN y por encima del Sagrario, hasta la parroquia de Santa Catalina. Hoy también hizo su camino procesional a hombros de los cofrades pero se retrasaron y tuvieron a los fieles que asistían a la celebración eucarística de las doce horas, esperando QUINCE MINUTOS.
-
- Desde las gachamigas de SAN ANTÓN corría por el pueblo que la cofradía de SAN BLAS ya había hecho acopio de todo lo necesario para que TREINTA concursantes se pusieran el mandil con el fin de cocinar otras tantas GACHAMIGAS en la explanada de la ermita en la VIGESIMO TERCERA CONVOCATORIA, previa preinscripción.
No ha habido, pues, una selección previa para hacerse con  el mandil emulando a ese afamado concurso televisivo, el «Máster chef». No importa, pues yo no me hubiera  presentado para disputar uno de los mandiles privando de la  plaza a alguno de los avezados cocineros autóctonos.

La presidente de la cofradía, Mercedes, había cursado invitación al párroco para que asistiera al concurso y degustación de las GACHAMIGAS pero, claro, la hora programada, nueve y media de la mañana, para meter la cuchara, no se prestaba, era incompatible, ya que a las diez comenzamos los cultos dominicales
- Para el concurso se establecen tres premios. No van a ser estrellas Michelín, pero sí, una sartén con su paleta, una paletilla y un chorizo serán los reconocimientos para los tres más diestros cocineros.
- Todo eso en el papel porque los elementos...impusieron su voluntad. ¡NO SE CELEBRÓ EL VIGESIMOTERCER CONCURSO DE GACHAMIGAS EN HONOR DE SAN BLAS! La causa fue que, durante toda la noche, unas nubes empecinadas, jaleadas por truenos y relámpagos, habían dejado 40 litros por metro cuadrado  y el terreno para confeccionar la polenta, convertido en una laguna. «El gozo de la Cofradía de SAN BLAS en un pozo», Nunca más apropiado el dicho.
- Tampoco contaron con un sacerdote para que acompañara el cortejo. El párroco había tenido celebración litúrgica a las diez, funeral de córpore insepulto, a las once y esperaba la llegada del cortejo del SANTO  a las doce. Yo también estaba ocupado.
- Don Antonio, un sacerdote del lugar, que pugna por llegar el 17 de junio próximo a coronar la cima de los 100 años, venía procesionando habitualmente, pero este año no lo pudo hacer.
La COFRADÍA no se arredró y, pian, pian, pian, subieron andando la IMAGEN DE SAN BLAS hasta la parroquia de Santa Catalina a donde llegaron, como ya te dije, QUINCE MINUTOS TARDE, donde era esperado para iniciar LA EUCARISTÍA DOMINICAL de las doce horas.

Ausentándose de la procesión sale, para encontrarse contigo, mi saludo, mis

                ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
29.1.2018 Lunes. P. Alfonso Herrera. Orden Carmelita

No hay comentarios: