sábado, 10 de febrero de 2018

ESTAMPA CAUDETANA. El Monasterio de Clausura de Caudete



ESTAMPA CAUDETANA.
EL MONASTERIO DE CLAUSURA.


Hay en CAUDETE un MONASTERIO DE MONJAS CARMELITAS, que asienta sus reales en los inicios del camino que lleva al Santuario de la MADRE DE TODOS LOS CAUDETANOS, LA VIRGEN DE GRACIA,. El pasado día 22 de diciembre se cumplieron los primeros 103 años  permanencia en CAUDETE.

Todo pueblo es un organismo vivo y CAUDETE no iba a ser menos. CAUDETE es un organismo vivo y como organismo vivo necesita respirar. La respiración insufla el oxígeno a los pulmones que se encargan de servírselo en bandeja desde una especie de muelles (los alvéolos) a los hematíes que lo llevarán por todo el cuerpo, a cada una de sus células y, éste, así, VIVE.

Pues eso, la respiración, que es de todo punto necesaria para que un organismo viva, neurovegetativamente hablando, lo es también en los ámbitos del espíritu. El Espíritu Creador es la fuerza, la energía (el oxígeno) que hace posible toda manifestación de VIDA, de aquí que para que el oxígeno, (Espíritu), baje a insuflar vida a este pueblo de CAUDETE, es necesario que RESPIRE y esa respiración se lleva a efecto en  EL MONASTERIO DE LAS MM. CARMELITAS DE CLAUSURA que habitan en el n° 44 del Paseo de la Virgen de Gracia. Y, vistas así las cosas, ellas, las MONJAS CARMELITAS, son la respiración, los pulmones donde el pueblo de CAUDETE OBTIENE EL OXÍGENO, LA VIDA.

Así lo vieron los caudetanos que en 1914  fueron testigos de la fundación del MONASTERIO MARÍA DE GRACIA Y DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS. Cada día, durante 15, una familia del pueblo corría con la manutención de aquellas intrépidas mujeres que vinieron del monasterio de Onteniente. Y luego, en el pasar de los años nunca dejaron las gentes caudetanas de echarles una mano Y, ellas, a su vez, entregaban su vida en ofrenda a Dios por el pueblo.

Abrió la puerta del monasterio el P. Carmelita P. BAUTISTA FELIÚ con su hermana, Joaquina, religiosa y en él entraron las cinco primeras religiosas CARMELITAS fundadoras donde construyeron su «nido» bajo los auspicios de la MADRE AMABLE DEL CARMELO.
El 22 de diciembre de aquel año de1914, la superiora, Madre PATROCINIO dio dos vueltas de llave a la  cerradura de la puerta y ésta quedó cerrada, inaugurándose, con ello LA CLAUSURA para vivir EL CARISMA DEL CARMELO: 1°en ORACIÓN CONTEMPLATIVA, (bandeja en la que presentaban a Dios Padre a sus hermanos caudetanos),- 2° en FRATERNIDAD para servir a  Cristo, sirviéndose entre ellas y 3° SER TRANSMISORAS DE LA BUENA NOTICIA DE DIOS, en misión, para con sus hermanos de CAUDETE.

Sí, viviendo su carisma EN MEDIO DEL PUEBLO. N

Su vida de silencio y entrega se vio sobresaltada en dos ocasiones a lo largo del siglo. Una, muy pronto, con el advenimiento de la república las echaron de casa porque sí y ¡ya está! Y la segunda porque no se consentía vivir al modo de Cristo durante el tiempo de la guerra  entre españoles. Se castigaba muy duramente, con la muerte, en muchísimos casos. En esta ocasión fue terrible porque los intransigentes les quemaron el monasterio reduciéndole a ruinas y tuvieron que buscar refugio, unas se quedaron en el pueblo en casa de familiares. Otras fueron a Onteniente y un tercer grupo encontró cobijo en Fontiveros (Ávila)

Al pasar aquellos  avatares, se reincorporaron al monasterio las monjas que habían «escapado por pies».

Concluida la guerra, pues, sin arredrarse lo más mínimo, se apretaron los machos» y, pacientemente, comenzaron la reconstrucción del monasterio.

Empezaron la fundación CINCO MONJAS. Hoy solo son  OCHO, pero con la misma ilusión y fe que aquellas pioneras de hace 103 años.
Pidamos al Señor por ellas, siquiera sea hoy. Por ellas que ofrecen su vida  perennemente por nosotros.

Exclaustrado marcha ligero en tu busca mi saludo, mis

                ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
10.2.2018 Sábado. P. Alfonso Herrera. Orden Carmelita

No hay comentarios: