viernes, 9 de febrero de 2018

ESTAMPA CAUDETANA. Ocho Murales de Torres Cotarelo



ESTAMPA CAUDETANA.
VIDA DE SAN FRANCISCO. OCHO MURALES DE PEDRO TORRES COTARELO.

A punto de terminarse el año 1921(30.12) nace en CAUDETE PEDRO TORRES COTARELO. Desde muy prontito da manifestación del dominio de los pinceles.
Durante el violento periodo de tiempo que supuso la guerra civil cuando echaba a andar el segundo tercio del siglo pasado, con 15 años, trabaja de ayudante del decorador caudetano Manuel Ibáñez.

- Mucho destrozo causó aquella contienda en el pueblo, principalmente en los edificios religiosos y elementos del culto por ej. la imagen de la Patrona, Virgen de Gracia, una talla con muchos siglos de historia, fue incinerada. Concluida aquella locura. Trabajó, el joven TORRES COTARELO, como ayudante en las obras de reconstrucción de la iglesia parroquial de Santa Catalina y de los desperfectos causados en la ermita—santuario de Virgen de Gracia.  Y, a partir de,1944, ya por cuenta propia, lleva adelante la reconstrucción de la parroquia de San francisco (he visto en la Web de Amigos de la Historia de Caudete una fotografía de él montado en un andamio en plena faena).
- Pero por lo que te doy noticia de este pintor caudetano no es por su larga obra pictórica ni por su labor docente en el pueblo, en Villena o en Orihuela desde (1969 a 1986), sino porque es requerido por la viuda de DON PACO ALBALAT NAVAJAS, CONDE DE SAN CARLOS para que lleve a cabo la pintura de OCHO MURALES EN LOS QUE REFLEJE MOMENTOS DE LA VIDA DE SAN FRANCISCO, TITULAR DE LA PARROQUIA, mausoleo donde descansan los restos del CONDE y de su primera esposa HÉLÈNE.
- Durante el mandato del párroco anterior, alguien puso sobre la mesa el recuperar, para la iglesia, vidrieras para los ventanales en los arcos, según el primer proyecto de DON PACO, EL CONDE, porque, influenciado por las bellísimas vidrieras de la catedrales francesa, como la de Amiens, deseaba que fueran emplomados cristales de colores con motivos de la Vida de San Francisco. El párroco con buen criterio, a mi juicio, no tomó en consideración tal propuesta, optando por la permanencia de la obra del pintor caudetano.
- Hoy te la presento.
- Domingo, el sacristán de la parroquia que, en sus tiempos niños estuvo en el seminario carmelita de Villarreal, me encendió las luces de la iglesia para que pudiera sacar, con mi telefonillo, las obras de PEDRO TORRES COTARELO.
- Ahí las tienes.
Te hago notar que, según información que me aportó Juan, el sacristán de Santa Catalina, en uno de los cuadros pintó a dos ángeles a los que puso el pintor las caras de su mujer y de su hija, por cierto, muy guapas.

Se nos fue del pueblo hacia donde, para pintar, ya no es menester proveerse de pinceles y pinturas. Sólo le faltaron dos meses para irse con los OCHENTA Y TRES AÑOS CUMPLIDITOS (2.11.2004). (RIP)

Te mando, de paso, mi saludo, mis

                   ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
24.1.2018 Miércoles. P. Alfonso Herrera. O. C.

No hay comentarios: