jueves, 8 de febrero de 2018

ESTAMPA CONVENTUAL. Geranio Rojo



ESTAMPA CONVENTUAL.
GERANIO ROJO.


A que es guapa la flor de mi geranio?
Ni se te ocurra decir que no.
Pone su aquel en el claustro alto del CONVENTO DE SAN JOSÉ.
No le hace ascos a que la tengo mirando al oeste y no luciéndose ante el buen mozo que se abre paso estos días a manotazos porque un montón de nubes incordionas, que no hacen otra cosa que corretear de aquí para allá  no teniendo otra cosa que hacer que divertirse a costa del sol. Estas nubes son como aquel burro del hortelano que alguna vez le oí decir a mi madre, muy amiga de ilustrar hechos y acontecimientos  con las píldoras acuñadas por el hombre en el ir de la mano del tiempo, los refranes: «como el burro del hortelano, ni come las berzas ni las deja comer». Pues así son esas nubes que se echa de en medio el sol cada mañana cuando aparece por la costa de Levante, no dejan caer el agua que llevan y tampoco dejan que el sol brille libremente y así espante el frío que se ha instalado en el entorno.

No, mi geranio está situado en el claustro alto, al oeste,  y levanta el pedúnculo todo lo que puede y más para ver si el ramillete de flores que sostiene logra,
alcanza, a ver aquel lugar desde el que vino, a mi bosquecillo de Madrid donde ocupaba el alféizar de una de las ventanas de la planta baja mirando al este. Desde allí, sin pizca de pudor, llamaba la atención de todo viandante. , ¡ Oye, y la gente se paraba a echarle un vistazo. Si bien, en Madrid, maltratado por los fríos aires que llegaban desde el norte, lo tenían a ralla y no le consentían que saliera de pingoneo demasiado pronto.
O, en su caso, lo que pretende el tunante, es darle a la pupila contemplando, no perdiendo detalle, del acontecer ciudadano, del ir y venir de las gentes del pueblo calle EL MOLINO arriba, en busca de la Plaza del Carmen o, en su caso, calle EL MOLINO, abajo, a otros asuntos.

De cualquier manera, fuere cual fuere el motivo de hacer equilibrio sobre su larguirucho pedúnculo, yo me sirvo de él para enviarte hoy mi saludo, mis

                ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
8.2.2018 Jueves.  P. Alfonso Herrera. P. C.

Aunque si te digo la verdad, lo que a mí me parece, es que se empina todo lo que le es posible sin violentar mucho la ley de la naturaleza para lucir tipo y llamar la atención de propios y extraños

No hay comentarios: