jueves, 22 de marzo de 2018

ESTAMPA CONVENTUAL. Virgen del Carmen


ESTAMPA CONVENTUAL
VIRGEN DEL CARMEN.

Esta imagen no te la he presentado. ¿A que no?
Te he mostrado a NUESTRA MADRE DEL CARMEN mirándonos desde unos cuantos cuadros bastante deteriorados porque, hasta con su imagen, con la imagen de NUESTRA MADRE DE CARMEN salida de los pinceles hábilmente manejados por los artistas, hace de las suyas el paso del tiempo. Te la he mostrado como lo que es, como una Madre a la espera de la llegada de sus hijos a la iglesia, que domina ELLA desde su camarín, para pasar un ratito con ELLA en su iglesia del CONVENTO DE SAN JOSÉ de aquí de Caudete. Pero en los siete meses que llevo por estos pagos, no te la había presentado aprovechando uno de tantos BUENOS DÍAS como te voy dando cada mañana.

Anoche, al retirarme a descansar, pasé por nuestra capilla del claustro alto para rezar, del oficio divino, las Completas. Había sido, el día de ayer, un día llenito y no había revoloteado por mi cabeza ninguna idea para prender en ella cualquiera de las estampas del medio, salvo unos rengloncitos de pocas palabras, sin rima, pero queriendo ser poesía, que, por ser el DÍA DE LA POESÍA, (lo dijeron en las noticias de las tres), había escrito y remitido a una persona que es poeta  y, encima, buena amiga mía.
A lo que iba. Terminadas las Completas y saludando: «bajo tu amparo nos acogemos, oh Virgen Madre de Dios; no deseches la oración de tus hijos necesitados. Antes bien, líbranos de todo peligro, ¡Oh! Virgen Gloriosa y Bendita.»
Mirándola a ELLA, a la Virgen María del CARMEN, Nuestra MADRE, me dije:
.- «ELLA te va a llevar hoy mi encomienda»
 y, ni corto ni perezoso, puse a la yema de mi dedo índice que, además de apuntar, también está dotado para otros menesteres, como, por ejemplo, el de escribir en el móvil, a trabajar para que me abriera el camino que me conduce hasta ti y poder presentarte a AQUELLA que concita en todos y en cada uno de los miembros de la Comunidad una atención devota y filial.
¡Mírala! ¿A que es guapa la imagen de NUESTRA MADRE DEL CARMEN que preside y se une a nosotros en la oración al Buen Padre Dios en la oración por sus hijos, nuestros hermanos, los hombres?

No hace falta que me contestes. Porque
¡Es guapísima!
No es una imagen repetida un millón de veces, sacada de un molde lleno de escayola. Es una verdadera talla de madera y el imaginero o escultor, la verdad sea dicha, se esmeró lo suyo con la gubia, el cincel y el martillo para dotarle de «vida» a un tronco de madera.

Esa Imagen de ELLA, al lado del Sagrario, lugar de encuentro con su Hijo, Sacramento en la Eucaristía, es la que nos acerca a ÉL y hoy te lleva mi saludo, mis

          ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
22.3.2018 Jueves. P. Alfonso Herrera. O. C.

No hay comentarios: