domingo, 6 de mayo de 2018

La Fiesta


ESTAMPA ALMANSEÑA
LA FIESTA.



Cuando La Mancha comienza a bajarse desde todo lo alto porque ya «huele» el mar que vislumbra en lontananza se encuentra uno que viene por la autovía con los anuncios del Santuario de LA VIRGEN DE BELÉN.  ELLA  es la patrona de ALMANSA.  Y esta ciudad la tiene por MADRE Y PATRONA.
Desde el lunes pasado tiene a toda la gente almanseña ocupada en pasarlo bien porque ¡Son las FIESTAS PATRONALES!
Hoy, por ayer, sábado, día de la semana dedicado a honrar a la Virgen, han celebrado con todo boato la, Eucaristía que presidía un sacerdote, Pedro Juan, natural del lugar, concelebrada por seis sacerdotes y con la presencia en el templo del alcalde al frente de su consistorio, el comandante de puesto de la guardia civil y el director jefe de la policía local. También se encontraban la reina de fiestas, la Dama Abanderada Mayor, las reinas de los distintos barrios del pueblo y miembros de las comparsas de MOROS Y CRISTIANOS ricamente ataviados. Y mucho pueblo.

Amenizaba la ceremonia, subido en lo alto del coro, el CORO ALMANSEÑO de LA UNIÓN MUSICAL que interpretó canciones religiosas de polifonía. Daba gusto oírles. Sus voces melódicas eran recogidas por la bóveda de la preciosa iglesia parroquial de la Asunción y las dejaba caer sobre toda la concurrencia pulsando en sus interiores ese arpa que todos llevamos dentro, el arpa de los sentimientos.
El predicador nos hablaba de ELLA como humilde nazaretana y como andariega, andando al frente de sus hijos almanseños, compartiendo con ellos los avatares de la vida.
Finalizada la Eucaristía, el coro, con una soprano que daba gusto oírla, entonó el «Himno de la Coronación». La última nota del mismo le daba la entrada al «VITORERO»:
.- ¡¡¡VIVA LA VIRGEN DE BELÉN!!!
.- VIVA EL NIÑICO, TAMBIÉN!!!
.- ¡¡¡AGUA!!! ¡VIRGEN DE BELÉN!

Al igual que ocurre en Roma en que un descendiente de aquel hombre que, asistiendo atónito a la colocación del obelisco en la plaza del Vaticano y viendo que las maromas echaban humo a punto de incendiarse, gritó contraviniendo la orden papal (pena de muerte al que rompiera el silencio sepulcral que deba reinar durante el proceso de hizado y colocación del obelisco) «¡AQUA AL FUMO!¡AQUA AL FUMO! y corriendo se metió en la basílica para salvar su pelleja. Así sacó adelante la colocación del obelisco. Desde entonces, él y luego uno de los descendientes presentan al papa el árbol de Navidad.

Pues algo así ocurre en Almansa desde el 24 de abril de 1707 en que uno de los soldados de la batalla de Almansa llegó a la villa y dio los vítores a la Virgen por la victoria. Desde entonces, como en Roma, un descendiente de aquel individuo proclama, vestido como estuviera su antepasado soldado, sus TRES VÍTORES ya reseñados con anterioridad. El actual VITORERO, se llama Andrés.
El peso del día corría por cuenta del grupo, La SOCIEDAD DE LA VIRGEN y la comida así fue. El clero asistente fue invitado a  participar en su comida de hermandad. Y allí estuvimos dando buena cuenta de unos panchitos con corteza fritita de gorrino. Enseguida apareció una tosta a base de pimiento morrón asado, tomate rayado, dos trozos estilizados de atún en aceite y  coronada con una anchoa. El queso frito con mermelada de frutos del bosque se dejó querer seguidamente y otro tanto hizo un bacalao al ajoarriero que tenía muy buen comer y el ¡2°! Había que elegir entre bacalao con pisto y otra salsa, chuletillas de cordero y gazpacho manchego. El chapeau llegó de la mano de una cuajadita con algo que parecía miel y el café o infusiones. ¡Pobre Sancho Panza! ¡Ésta se la perdió!
Para llenar el hueco de tiempo que iba desde la finalización del acto litúrgico hasta la hora de la comida, Herminio, un autodidacta en episodios históricos y fundador del minimuseo en torno al cuadro de La Batalla de Almansa, nos dio una lección magistral acerca de las tortas que se dieron los Borbones con los tradicionalistas en la campaña de Almansa el 24 de abril de 1707. Otro día te contaré algo de lo muchísimo que nos dijo el tal Herminio.
El Rvdo D. Ramón, párroco del lugar, nos dijo que por la tarde, a eso de las 20,00 horas iba a tener lugar la ofrenda de flores a la Patrona la Virgen DE BELÉN. Antes, a las 17,30 en el pasadizo de la Virgen del Rosario tendría lugar la rifa de cinco corderitos y el machico-(un cabrito) de la Virgen. Y las bandas de música corretearan por las calles hasta altas horas de la noche
.
Volvimos bien para atender nuestros quehaceres pastorales de víspera de domingo respectivos en Caudete. Mientras tanto, los almanseños seguían animados con su fiesta. Y LA SOCIEDAD DE PASTORES (los pies de la Virgen se llaman a sí mismos), permanecían a la espera para conducir el día de hoy que van a contar, este día, con el Obispo. Y luego quedarán a la espera, para llevar a la imagen de la Virgen hasta su santuario, 10 kilómetros, en Romería que se realizará el domingo que viene.
Ya se pone en camino mi saludo, mis

          ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!z
6.5.2018 Domingo. P. Alfonso Herrera. O.C.

La reina y su acompañante
La a abanderada de los moros

No hay comentarios: