martes, 8 de mayo de 2018

Las Calas del Corralón


ESTAMPA CONVENTUAL.
LAS CALAS DEL CORRALÓN


Es guapa esta flor. De hecho su nombre viene del griego Kaló que en castellano se traduce por GUAPO. Pero ahí donde la ves, esconde un as debajo de sus hojas o corriendo por los conductos de su sabía, ES VENENOSA. Las cinco gallinas y el gallo que corretean por el corralón y, que todo lo pican, no se acercan a ella ni de lejos. Y es que ponen la piel y la boca imposibles y si se te ocurre ingerirlas «vas de culo», nunca más apropiado, es decir, que no sales del escusado o de sus cercanías.
¡Mírala! Tan guapita ella y cómo se las trae. Ya me preguntaba yo el por qué es imposible tener una planta no defendida en el corralón del convento y, ésta luce, sin temor alguno mirando desde lo alto a todo bicho viviente. Esto no es óbice para que Etiopía la haya adoptado como la flor nacional y los irlandeses, como símbolo de su independencia.
Nace, es originaria, de SurÁfrica y con el paso de los tiempos se ha acomodado a cualquier clima caluroso o tropical. En su tierra se mantiene guapa todo el año, en otros lugares, como en nuestro corralón, se toma un descanso durante los tiempos crudos del invierno.
 Aquí, en Caudete la llaman. LIRIO, que es uno de sus nombres, LIRIO DE AGUA. En mi pueblo y en Madrid la llaman a lo griego, GUAPA=CALA (del griego Kaló). En Cantabria, la llaman MANTO. Su nombre científico es ZANTEDESQUIA AETHIOPICA.
En el corralón del convento ha encontrado acomodo debajo, en perfecta simbiosis, del árbol de los kakis. No sabe nada la tiparraca. En el ámbito donde crece, cuando llega el verano, todo se pone firme al paso marcial del «cabo de vara» celeste. O se derriten o echan humo y ella, ¡mírala!, a la sombra del tupido kaki que se lo pone tan difícil, tan difícil, al sol, que no le deja colar hasta donde está EL LIRIO DE AGUA, ni un solo rayo. Así está de verde, así está de guapa. Da gusto verla.
Encimita de su corola deposito, para que te lo lleve, mi saludo, mis

          ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
8.5.2018 Martes. P. Alfonso Herrera. Orden Carmelitana

No hay comentarios: