domingo, 24 de junio de 2018

Declaración en el Paseo de la Virgen


ESTAMPA CAUDETANA
DECLARACIÓN EN EL PASEO DE LA VIRGEN.




Hay en el paseo, escritas con pintura negra, unas palabras que, ineludiblemente salieron de un corazón.
¿Qué corazón?
¿De quién?
No se sabe, al menos yo no tengo noticia. Sólo percibo el hecho, tirado por los suelos, pero bien visible.
 Cuando tú bajas hacia el Santuario de la Virgen de Gracia, una vez que dejas atrás la glorieta de La Cruz, te vas encontrando, de trecho en trecho, hasta muy próximo ya al Santuario, con esas palabras de trazo grande, vistoso, en tono negro, ya un tanto desvaído quizá por el constante pisar de caminantes y peregrinos, ayudado por el tiempo que lo deteriora todo. Pero todavía se ve. Yo me he apercibido de ello y, de ello, te traigo noticia. En el camino, tiradas en el suelo, aparecen las palabras:
1.- TE QUIERO
2.- TE AMO
3.- TE ADORO
4.- PERDÓN
Mucho he reflexionado en torno al hecho y no he llegado a una conclusión plausible, por lo menos, a mí, siempre se me han quedaron las reflexiones abiertas.
Una era que:
Un hijo de la Virgen de GRACIA baja por el camino que conduce hasta su Santuario con el fin de encontrarse con ELLA y, en proceso ascendente, va declarándole interiormente lo que siente por ELLA. Primero la QUIERE. Ha llegado a tener noticia de ELLA y la quiere con un amor un tanto posesivo: «T E Q U I E R O». Más adelante ese querer posesivo ya dejó de serlo, ya pasa a un grado mayor, ya empieza a donarse, «T E  A M O» sólo el que ama es capaz de donarse a sí mismo y entregarse a la persona amada. Este quidan, ahora, ya está en situación de entregarse a ELLA y se lo dice: «T E  A M O». En el ir bajando hacia la casa de ELLA, ya está más que mediado el trecho del camino que te conduce al encuentro con ELLA. E, inmediatamente, te encuentras con la afirmación más rotunda de, olvidándose de sí mismo, entra en la profundidad del ser amado y, lo que sólo debe reservarse a Dios (la adoración), se lo dice a ELLA: «Virgen, Madre, de Gracia, T E  A D O R O».
La puerta del Santuario de ELLA aparece con más entidad, se hace visible y la brillantez de la luz que emana la MADRE DEL ALTÍSIMO Y MADRE NUESTRA, ilumina el acontecer del quidam  oferente y, viéndose a sí mismo, estalla, plasmando en el suelo, a las puertas mismas de la casa de ELLA, DE MARÍA DE GRACIA, a unos 50 mtrs., ¡¡¡P E R D Ó N!!!
No podía ser de otra manera. Pues para fundirse con ELLA en un abrazo, para relacionarse con ELLA, con la PURA Y LIMPIA POR EXCELENCIA, es menester purificarse, ponerse de limpio, y, de ahí, ese grito salido del alma del hijo, que encierra toda una situación vital manchada en alguna ciénaga del camino de la vida, por eso el grito: ¡¡¡P E R D ÓN!!!

Así, como llegaba aquel quidam al encuentro con LA MADRE en su santuario, te sale al paso hoy mi saludo, mis

          ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!! P. Alfonso Herrera, O. C.
24.6.2018. Domingo. San Juan Bautista. Hace muchos años (1975-1979) tuve a mi cuidado la cura pastoral en un valle, aledaño a los Picos de Europa, PEÑARRUBIA. Uno de los  pueblos de aquel valle, PIÑERES, Celebra hoy su fiesta.

Cuando entré a tomar posesión de la parroquia 8.12.1975 me la encontré hundida. Una fuerte nevada caída la víspera al medio día puso el tejado encima de los bancos. Fue mi gran obra material de reconstrucción en el tiempo de mi estancia allí (hubo otras también). Me alegra ver que sigue en pie. (Bajé las fotos de iglesias de Cantabria)



No hay comentarios: