martes, 11 de septiembre de 2018

La Fiesta de la Virgen de Gracia


ESTAMPA CAUDETANA.
LA FIESTA DE LA VIRGEN DE GRACIA.





Día grande. Día del obispo.
 Hoy, por ayer, nos despertaron los de la comparsa de GUERREROS y lo hicieron a lo «bestia», nada como en días precedentes, pues tres pirotécnicos iban detrás de la banda sembrando la calle de petardos de los gordos, de los del ¡Pummmmm! sostenido y, de cuando en cuando, una traca con varias bombas. Es la tradición, la costumbre y... ante fuerza  tan poderosa no se puede hacer otra cosa que aguantar el tiro, en este caso, los petardazos. A Caudete, en un momento determinado, que va quedando muy atrás en la historia «le levantaron» de su emplazamiento y le endosaron a tierra adentro y, esa decisión política, les sentó muy mal, a cuerno quemado, a los lugareños y, en esas sigue gran parte de la población. Lo que no les pudieron quitar fue la afición ¿desmedida? a la pólvora en todas sus manifestaciones principalmente a los tiros con arcabuces y trabucos. De ahí esos despertares que nos pegan por turnos las distintas comparsas con sus bandas musicales y con su, nada suave, pirotecnia.
Llegó el Sr. Obispo, Don Ciriaco, a las 9,35. Diez minutos después le acompañamos, el Párroco y un servidor, a la bienvenida por parte de la Corporación municipal, Mayordomía, comparsas, y autoridades en la plaza del Carmen que estaba programada para las 9,45. Fue recibido al son de los sonidos de la Banda Oficial del Pueblo a los sones de «ya viene el (pájaro) sargento».
Hechas las presentaciones por el Sr. Alcalde de las distintas autoridades y directivas de las Comparsas, se inició el cortejo con dirección a la parroquia de Santa Catalina.
- Tras rezarse el ejercicio de la Novena en honor de la Virgen de Gracia en su noveno día, dio comienzo la Eucaristía solemne para celebrar la FIESTA DE LA VIRGEN DE GRACIA amenizada por el GRUPO FIADORA.
- En su homilía, el Sr. Obispo, hace notar que la diócesis de Albacete está salpicada de ermitas y santuarios, como toda España, dedicados a la Virgen María, lo que nos hace caer en la cuenta que, el camino para encontrarnos con Jesús,  se hace muy fácil cuando pasa a través de María, su Madre.
- A la salida de la solemne Eucaristía concelebrada por ocho sacerdotes, se formó de nuevo el cortejo hasta la puerta de Ayuntamiento donde tuvo lugar el RUEDO DE BANDERAS, acto con el que se dio por terminada la visita del Sr. Obispo, que seguidamente giró visita a las monjas Carmelitas del monasterio de clausura y a la Residencia de ancianos.
- Aquí en Caudete hay una costumbre: A media tarde de este día se va a dar la ENHORABUENA  a aquellos de las distintas comparsas que se han comprometido a llevar el peso de la fiesta del año próximo.
- La representación del último acto de LOS EPISODIOS CAUDETANOS se vio retrasado una hora por causa mayor: se había puesto a llover.
- Cuando escampó se desarrolló sin incidencia alguna. Se nos contó cómo el pueblo andaba buscando las reliquias de las que se tenía conocimiento por transmisión oral de generación en generación. Pero fue por iniciativa de la Santísima Virgen, que se apareció a un pastorcico manco que apacentaba sus ovejas en el predio caudetano, la que le indicó el lugar donde se encontraban su imagen y la de San Blas.
- Fue apoteósico. Como en los actos precedentes, se lucieron bien, muy bien, los intérpretes, gentes del pueblo, que fueron lárgamente aplaudidos.
- A las 22,30 horas daba comienzo el desfile de escuadras de las comparsas que debía haber empezado a las 22,00 horas. A este desfile se le conoce con el nombre de LA ENHORABUENA. En el desarrollo del mismo, el pueblo puesto en pie aplaudía a las capitanías por su labor, tan bien realizada, a lo largo de los festejos.
- Pasaba bastante de la 01,00 horas cuando la comparsa de la ANTIGUA, con su bandera y capitanía pasaba por delante del palco de autoridades, dando por concluído el desfile.
- Todavía le quedaba al día un último acto para las 02,15 horas: LA QUEMA DEL CASTILLO DE FUEGOS ARTIFICIALES. Supongo que sería una maravilla. Yo no te lo puedo contar porque me encontraba tan, tan, tan, que, «haciendo mutis, me fui por el foro» Desde la quietud de mi cuarto alcancé a oír los estampidos, pero nada más. Por fin la noche, se hizo noche en mí.
- En este último día de fiesta, te hago llegar mis saludo, mis
          ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!



10.9.2018. Lunes. P. Alfonso Herrera, O. C.

No hay comentarios: