lunes, 1 de octubre de 2018

Las Colonias




ESTAMPA CONVENTUAL.
LAS COLONIAS.



Mucho antes de venir al pueblo y, por lo tanto de tener un conocimiento experimental de las fiestas del pueblo, el P. MIGUEL VERA, que fue párroco del lugar por espacio de 18 años, ya me había puesto en antecedentes acerca de lo que representan las fiestas patronales para todo caudetano y me lo relataba poniéndome de ejemplo a un joven novicio nacido aquí. Me contaba que aquel novicio caudetano se presentó en su despacho para solicitarle formalmente permiso  (Miguel era el maestro de novicios) para asistir a las fiestas de moros y cristianos de su pueblo en honor de la Virgen de Gracia. Aquel novicio lo pasó muy mal porque la exigencia del año de noviciado no contemplaba salida alguna antes de emitir los votos simples. Hay un fraile destinado en Zaragoza ¡no falla nunca! a las fiestas y con razón, porque es cabo y en el desfile de escuadras él, sin desmerecer al moro más moro de la morería por su vestimenta y las armas que le cuelgan a los flancos, está al frente marcando el paso.
Hoy ya puedo entender a aquel joven indio de Caudete.
Ayer te daba noticia de que, en las paredes del claustro del vetusto CONVENTO DE SAN JOSÉ, pendía una EXPOSICIÓN CARTOGRÁFICA de la zona de Valencia desde el s.XV hasta ahora mismo, en la que aparece Caudete inmerso en el reino valenciano.
En esa exposición hay un espacio reservado a noticias y hechos tenidos aquí en Caudete con clara costumbre y raigambre valencianas como fallas, mascletás vestidos...
En la exposición vemos...
Hoy ya no se lleva. Hoy cada seis de septiembre por la mañana tiene su lugar y protagonismo la marcha de los pequeños volantes, pero hace sesenta años ese paseo por las calles del pueblo, después de haber sido recibidos por el M. I. Ayuntamiento con el alcalde al frente, tenía lugar por la tarde porque por la mañana se recibían en el pueblo a los nacidos aquí, pero que vivían en Madrid,  Barcelona, Valencia y Alicante y que volvían al pueblo que los viera nacer para fundirse con los vecinos y , con ellos,  formar una sola unidad festejando a la Madre y Patrona LA VIRGEN DE GRACIA, y al copatrón SAN BLAS. Era lo que se conocía como el día de LAS COLONIAS.
Ahí te mando testimonio gráfico  que se expone por cesión de aquellos particulares que le guardan con mucho celo.
Ayer tarde vi a una señora emocionada, hasta casi no poder sacar el aire de sus pulmones, al ver a su difunto flanqueado por tres falleras valencianas y otras tres chavalas caudetanas (ella no era ninguna de ellas pero él la prefirió. El mismo estado de ánimo tenía cuando descubrió a su cuñado con una de sus hijas. Un hombre joven, caudetano él, de nombre Pedro, hijo de Pedrín el albañil, me enseñaba a sus suegros, valencianos, muy atrás en el tiempo, en fotografía en blanco y negro, y a sus dos cuñados cuando eran niños, él vestidico de moro y ella de fallera. Su esposa, valenciana, no aparecía en la foto porque todavía no había llegado a este mundo, pero me la enseñó, ya crecida, en el perfil de su móvil vestida, junto a él, de mora, pues a esa comparsa pertenecen ambos.
La gente del pueblo se va empapando con cada una de las pinceladas de la historia del pueblo contemplando cada uno de los cuadros que guarda cada mapa a buen cuidado, tras un cristal, y que ilustra acerca de la situación política reinante que ha  vivido el pueblo en el ir para adelante en la historia.

Se escapa de entre los mapas de tiempos pasados colgados en las paredes del claustro del CONVENTO, para buscarte, mi saludo, mis

          ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!





Primer día de octubre de 2018 P. Alfonso Herrera, O. C.

No hay comentarios: