miércoles, 3 de enero de 2018

ESTAMPA CAUDETANA. El Misterio de la Residencia



[09:49, 3/1/2018] Carmelitas P. Alfonso: ESTAMPA CAUDETANA.
EL MISTERIO DE LA RESIDENCIA DE ANCIANOS (1)

Después de comer, sin darme el placer de practicar el deporte nacional, me dejé ir cuesta abajo (mi calle ya sabes que es empinada) hasta el n. 113 de la calle. Me había enterado que habían hecho un alto en el camino, de vuelta a Madrid, cinco HERMANAS CARMELITAS muy conocidas y queridas por mí y no podía faltar a felicitarles personalmente el año nuevo y desearles, de paso, un buen viaje. Lo conseguí por los pelos, pues ya salían.
En el n. 113 de mi calle se encuentra la RESIDENCIA DE ANCIANOS DEL PUEBLO que está bajo los auspicios de un patronato y la dirige una comunidad de la misma Institución Carmelita.
Tienen acogidos a ochenta ancianos, la mitad de ellos con Alzheimer.
Tras marcharse las de Madrid, las Hermanas de la Comunidad
me invitaron a tomar un café. Resulta que tienen una lista de espera que se acerca a los tres dígitos por lo que no es infrecuente oír quejas, no tanto porque no se mueran los residentes con la rapidez que fuera de desear por premuras manifiestas, cuanto porque en un pueblo tan grande e importante como CAUDETE solo se cuente con ochenta plazas para los ancianos del lugar en la única RESIDENCIA DE ANCIANOS que existe.
Me invitaron a visitar los MISTERIOS DE LA NAVIDAD en la capilla del lugar y en la sala de recreo de los residentes.
El de la capilla te le puse ahí arriba. Es únicamente EL MISTERIO: SAN JOSÉ Y LA VIRGEN CON EL NIÑO JESÚS EN SUS BRAZOS. Es precioso. No hace falta que te lo diga, pero lo hago.  No le falta el río. No podía faltar, claro que, donde deberías ver agua, resulta que te sorprende una cascada de luz. Y es que por una razón intrínseca no se puede meter humedad alguna.

Después de andar por diversos pasillos me introdujo la hermana en una gran y espaciosa sala donde un montón de hermanos ancianicos veían un capítulo de alguna telenovela, no me fijé en la pantalla porque toda mi atención se centró en la contemplación del MISTERIO que había sido dispuesto encima de unas mesas en una esquina donde la luz del sol hacía que todo él brillara con una fuerza que enhechizaba, como diría Unamuno de la ciudad de Salamanca. Es un MISTERIO EN SÍ. Pero también es una de sus escenas. Aquí, LA ADORACIÓN DE LOS MAGOS DE ORIENTE.
¿A que, cautivan los dos MISTERIOS?
¡No me digas que no!
Son dos BELENES O UNO PARTIDO EN DOS, como ves, con una particularidad: son de CARTÓN PIEDRA LOS EXTERIORES Y LAS FIGURAS DEL MISTERIO SON HECHAS CON PAPEL tanto las del de la capilla como las de la  recreación de los ancianicos.
No, no los han confeccionado los residentes. Éstos han confeccionado adornos y guirnaldas que cuelgan profusamente de techos, columnas y paredes impolutas ¡qué limpieza! ¡Como el jaspe! estaban los residentes y todo lo que aparecía a la vista. Estas figuras y los demás elementos del MISTERIO fue un regalo, me dijo la hermana. Resulta que una farmacia del pueblo cerró el negocio y, al hacerlo, ese nacimiento que era propiedad de los dueños, se lo ofrecieron, regalado, a las RELIGIOSAS CARMELITAS que velan por los internados y ellas lo recibieron con los brazos abiertos, "de mil amores", que diría mi madre (RIP).

También estuve en la sala de LABORTERAPIA. Allí saludé a JOSÉ VICENTE MARCO Y A CORNELIO. Los dos juntos casi suman los doscientos años.
José Vicente había sido desde su más tierna edad carpintero ebanista y en ello estaba, porque tenía muy avanzada la construcción de una explotación ganadera con sus animales. Una parte la había destinado a Zoo.
Por su parte, CORNELIO, se encontraba construyendo uno de los almudes de la torre del homenaje.
Cuatro abuelicas no perdían detalle del arte de sus compañeros.

Saliendo ya, una mujerica me preguntó -¿Quién eres y a qué vienes?
-Soy Alfonso y he venido a verte.
Y se quedó tan contenta.

La superiora de la Comunidad me hizo saber que todo el pueblo estaba muy comprometido con LOS ANCIANOS DE LA RESIDENCIA porque cada acontecimiento festivo tiene programada una visita para hacer pasar un rato agradable a los ancianos.


[09:49, 3/1/2018] Carmelitas P. Alfonso: Sale pitando en tu busca mi saludo, mis

      ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
3.1.2018 Miércoles.

No hay comentarios: