miércoles, 28 de marzo de 2018

ESTAMPA CAUDETANA. La Tamborada


ESTAMPA CAUDETANA.
LA TAMBORADA.

- No estamos en Calanda. Para nada. No tenemos nada que ver con el pueblo de aquel gran director de cine que, siendo, por nacimiento, español, se nacionalizó mexicano por no estar de acuerdo con los planteamientos políticos que se implantaron en España tras aquel conflicto guerrero que se armó en los años treinta del pasado siglo.  No, no tenemos nada que ver con el baturrico  Calanda, salvo que nos refiramos a los melocotones porque en ese apartado, en el corralón del CONVENTO DE SAN JOSÉ puede levantar la voz el excelente melocotonero  que, ahora mismo, luce de maravilla, todo él cuajadico de flores, que no ha echado abajo el aire que, con filo de cuchillo, se ha movido a su antojo, de un lado a otro por el corralón.
- No, no estamos en Calanda. Estamos en Caudete y, Caudete esta noche, por ayer noche, el protagonista fue el TAMBOR.
- Ya lo ves en la ilustración. La junta de cofradías y pasos de SEMANA SANTA pusieron ya hace QUINCE AÑOS la TAMBORADA y designaron el Martes Santo como el día destinado a celebrarla. Se dan cita todos los tambores del pueblo a las VEINTIDOS HORAS en la plaza de la Iglesia y a la orden de un manda más salen de la plaza para recorrer varias de las calles céntricas.
- Durante todo el recorrido hacen sonar sus tambores grandes y no tanto, muchos de ellos realizados por propia mano, atronando las zonas de influencia y dejándose oír por todo el contorno del pueblo.
- En sus tambores, también podemos encontrar una relación con Calanda puesto que los aborígenes de allí son famosos en estas lides y, quizá, los iniciadores de este modo de llamar la atención. Si bien, aquellos están dale que te pego durante las 24 horas. Aquí no. Aquí se conforman, con sacudir la piel disecada de algún animal durante un par de horas.
- Luego, el silencio, la quietud. ¡Estamos en Semana Santa!
- Hoy, también a las 22 horas, habrá traslado -procesión de los pasos con asiento en la parroquia de San Francisco a la de Santa Catalina para que puedan procesionar para avivar los sentimiento y, ¿por qué no?, sacarle brillo a la fe y, por ella, desempolvar los compromisos de los fieles cristianos caudetanos.
- Todavía aturdido por el ruido del retumbar de los tambores en la TAMBORADA, te llega mi saludo, mis
          ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
28.3.2018 Miércoles Santo. P. Alfonso Herrera. Carmelita

No hay comentarios: