lunes, 16 de julio de 2018

Ntra. Sra. del Carmen


ESTAMPA CONVENTUAL.
NTRA. SRA. DEL CARMEN.


(*)
En el CONVENTO DE SAN JOSÉ de aquí de Caudete tocaron las campanas. Partieron la noche cuando un día cedía el puesto al siguiente. Había rendido viaje la novena que hemos venido celebrando en la iglesia del CONVENTO en honor de Nuestra Madre LA VIRGEN DEL CARMEN para dejar expedito el paso y el lugar al día grande, a la fiesta de la HERMANA Y MADRE. Ya estamos a 16 de Julio, «el tiempo va que vuela».
Según costumbre de muy atrás, el redoble (el corto) de campanas avisaba de que al dar las doce, la comunidad de frailes acompañados de un buen puñado de devotos, se daban cita ante la imagen de la MADRE DE DIOS DEL CARMEN que preside la iglesia para saludarla Y FELICITARLA en los albores de su GRAN DÍA, cantándole la Salve y la Flor del Carmelo, oración muy propia del Carmelo que con unción ya rezaba San Simón Stok (1251) impetrando de ELLA el favor en momentos muy difíciles para la Orden del Carmen. La Madre le escuchó y favoreció a la Orden que le está dedicada.
Siempre que llega esta fiesta de Nuestra Madre, me bajo del tren y tomo uno que me lleva de vuelta a la infancia a la adolescencia y ya cuando mayor. Yo nací en casa, nada de hospitales, a las 22,50 horas. La comadrona, Doña Petra, que gloria tenga, obligada porque a las 23,00 horas cortaban la luz que nos llegaba desde el embalse del Cijara, al otro lado de los Montes de Toledo, apremió el proceso y... a los dos días tuvieron que llevarme al traumatólogo porque la brutota de Doña Petra me había dislocado un hombro, no me recuerdo cuál. La casa donde vivíamos (Avda. de la Estación 17, por si vas por allí y te acercas a verla) la hizo un hermano de mi abuela paterna y era un edificio para cuatro viviendas. Pues en el paño central allí estaba entonces, y sigue estando, creo, la imagen de la Virgen del Carmen en azulejos que firmara el artista más afamado de los que, por entonces, (1918) trabajaba el barro en Talavera de la Reina (Luna, Juan Ruiz- creo recordar). El tío Jesús Nava quiso contentar a su mujer, la tía Teresa Moreno, que era muy devota de la Virgen del Carmen. (No la tengo a mano, pero si me la manda alguien..., y espero que sí, te la mostraré) es muy guapa, preciosa. La clásica, en postura sedente. Tuve un hermano que quiso hacerse con la casa solo por conseguir la imagen de la Virgen, para llevársela a su casa en Alemania. Empresa improbable porque la imagen está muy bien allí, al cuidado de las gentes del lugar, desde su paño de ladrillo cocido en el centro de la casa. No pudo ser, como te digo. Dios quiso que fuera él, en persona, a verla directamente cuando andaba en tratos para comprarla. Era muy devoto de la Virgen del Carmen. A pesar de que nuestra madre nos regaló, a cada hijo, una medalla escapulario de oro, que iba comprando a plazos al joyero del pueblo, él, mi hermano, siempre llevaba el tradicional, el de tela.
Mañana te hablaré del convierto de cuerda que tuvo lugar en el claustro del CONVENTO.
Hoy, vestidito de fiesta, va a encontrarte mi saludo, mis

          ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
16.7.2018.Fiesta grande. FIESTA DE LA VIRGEN DEL CARMEN.
¡¡¡F E L I C I D A D E S!!! A los devotos y a quienes lleváis su nombre.
(*) Fotografías de la imagen de la Virgen del Carmen en su camarín y de la iglesia del CONVENTO DE SAN JOSÉ.
P. Alfonso Herrera, O. C.  alfonsoherr@gmail.com

No hay comentarios: