miércoles, 1 de agosto de 2018

El Baladre de San Francisco


ESTAMPA CAUDETANA.
EL BALADRE DE LA PARROQUIA DE SAN FRANCISCO.


Se le conoce con varios nombres: Adelfas, Laurel de flor, Rosa laurel, Trinitaria, Laurel romano.
Es más conocido con el nombre de Adelfa (Nerium oleander) pero nos encontramos en Caudete. Y, amigo... Caudete tira a levante como "la cabra tira al monte" y en levante, el nombre con el que más se conoce a esta planta es el de BALADRE. Hace muchos años, era yo estudiante de filosofía en nuestro convento de Onda (Castellón), me topé con un abuelico que no aceptaba de buen grado la decisión de Franco de declarar a Juan Carlos su sucesor a título de rey y, en una torrentera seca, pero en el que crecían multitud de plantones de esta planta, me espetó, sin ni siquiera haber cruzado un saludo: "al rey Juan Carlos yo le daba una corona de Baladre, una corona envenenada" (es sabido que esa planta es muy tóxica. En España está prohibido comercializarla ni siquiera para la industria farmacéutica. Causa unas averías gordas en el organismo antes de pararte el corazón. Todo en la planta es venenoso, hasta el humo cuando la quemas. Y tiene que serlo porque las gallinas del CORRALÓN DEL CONVENTO DE SAN JOSÉ, que tienen trillado todo el terreno, respetan, ni se acercan, a una hermosa ADELFA que crece a sus anchas pegadita a un ciprés. Entonces no sabía el nombre, lo llegué a conocer en Kierdorf, cercano a Colonia, en Alemania, donde pasaba unos días de vacaciones en casa de mi hermano José Luis. Allí, en su jardín, planté yo una ADELFA que habíamos traído del mercadillo dominical de las flores del cercano pueblo holandés de Venllo.
Pues como te decía, por aquí la llamarán BALADRE pero, la verdad, yo solo he oído nominarla con el de ADELFA.
Ayer tarde, cuando llegué a la altura de las verjas de la parroquia de San Francisco donde iba a celebrar la Eucaristía, se movía un airecillo que suavizaba un tanto el fuerte calor reinante y también sacaba de su paroxismo las flores de segunda generación. Da primera quedan las vainas donde maduran las semillas y que, al secarse, estallan las liberan lanzándolas a todas partes. Me llamó la atención aquel fondo floreado del palmito, que necesita una buena poda, y el verde crudo del ciprés y, claro, salió con presteza el telefonillo del bolsillo y me traje la ESTAMPA para enviártela.
A un lado y a otro de la puerta de la parroquia hay unos jardincicos.  En el que queda a la izquierda es donde crece, sin problemas, el BALADRE que no tuvo que caminar mucho hasta llegar a la puerta de la parroquia porque es oriunda de toda la cuenca mediterránea pero, al día de hoy, anda adaptándose a  climas cálidos del otro lado del Atlántico, Colombia, Venezuela, Panamá. En Argentina y Uruguay adorna jardines y se emplea como separador en autopistas  en Australia y Estados Unidos y aquí en España (ya te hablé una vez de la existente  en la autovía de levante),  por occidente.  Pero por oriente anda colonizando la China.

Recibe mi saludo, mis

          ¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
1.8.2018. Miércoles. San Alfonso María de Ligorio, mi Santo.
P. Alfonso Herrera, O. C.  alfonsoherr@gmail.com

No hay comentarios: